Cuando veas 'Un pequeño favor', el nuevo thriller de Blake Lively, probablemente te preguntes si la actriz sintió algún tipo de vergüenza con el llamativo cuadro gigante que hay en la casa de su personaje. Se trata nada más y nada menos que de un desnudo abstracto que expone todos sus atributos físicos.

Sin embargo, según ha contado su co-protagonista, Anna Kendrick, no solo estaba encantada, sino que fue idea suya:

"Algunas veces era una pantalla verde, y a veces era otro cuadro muy bonito pero en plan arte de Tumblr. En realidad fue idea de Blake que fuese un poco más, um, obsceno. Desde luego es arte, pero un poco más chocante para que Stephanie [Kendrick] lo vea. No tan pulido, no tan bonito, no tan tímido. Pensé que era realmente brillante".

Desde luego, ¿quién mejor que Blake para saber qué representa mejor a su personaje, Emily?