Se Estrena » Noticias

HUBO QUE REESCRIBIR EL GUION

Una muerte inesperada: La tragedia que se vivió en el rodaje de 'Gladiator' de Ridley Scott

'Gladiator' es una de las grandes películas de principios de siglo y no es para menos puesto que la cinta de Ridley Scott fue un éxito, pero ni tan siquiera esta se libró de una gran tragedia durante el rodaje que el director tuvo que solucionar.

Publicidad

Ridley Scott es uno de los grandes directores del mundo del cine y es que sus éxitos le avalan, habiendo hecho grandes películas como 'Blade Runner', 'Alien' o 'Gladiator'. Si bien es cierto que es más habitual hablar de él por sus obras en el género de la ciencia ficción, 'Gladiator' supuso un éxito sin precedentes.

Aunque la película protagonizada por Russell Crowe, por mucho que fuese un bombazo, no pudo evitar los clásicos problemas dentro de un rodaje. Pero, en este caso, supuso algo más que un pequeño contratiempo y se trató de una verdadera tragedia.

Durante el rodaje de 'Gladiator' ocurrió una verdadera desgracia y es que el actor Oliver Reed, que interpretó a Antonius Proximo, falleció después de una noche en la que salió con los miembros del reparto. Esto supuso una gran pérdida y un contratiempo gigante para la película de Ridley, pero el director de alguna manera logró continuar con la cinta.

Oliver Reed en 'Gladiator'
Oliver Reed en 'Gladiator' | Universal Pictures

Lo primero que hizo Ridley fue reescribir el guion de la película y le dio al personaje de Oliver una muerte digna. Tras esto, en la película "rodaron dos escenas en las cuales se completaba el arco de Próximo", informan desde Looper. La primera escena era en la que Proximo visita a Maximus en la cárcel y fue la más complicada de grabar. Esto se debe a que "el tipo de efectos especiales que hoy son de lo más normal, era algo casi impensable hace 20 años". Scott usó a un doble y luego desde la empresa de efectos especiales hicieron el resto de la magia, usando material extra de la cara de Reed.

La segunda escena se trata de la muerte de Proximo y Ridley también volvió a utilizar a un doble y los efectos especiales que ya habían usado anteriormente, mientras usaban material de la escena anterior. Todo esto tuvo un coste de más de tres millones de dólares para tener un resultado final de dos minutos.

Seguro que te interesa:

No fue con el cine: La sorprendente forma en la que Ridley Scott ganó dinero durante muchos años

Publicidad