Peter del Vecho, productor de la exitosa cinta 'Frozen: El reino del hielo', ha revelado la historia original que tenían pensada en una entrevista a Entertainment Weekly.

"Cuando empezamos, Anna y Elsa no eran hermanas. Ni siquiera tenían sangre azul. Anna no era realmente princesa y Elsa era una autoproclamada Reina de la Nieves, una auténtica villana llena de maldad. Así que comenzamos con una malvada villana y una inocente heroína femenina, que en el desenlace se veían envueltas en una épica batalla final con monstruos de nieve, que Elsa había creado como su ejército. El problema es que sentíamos que ya habíamos visto esto antes y no era satisfactorio".

Es entonces cuando Peter ha revelado que decidieron plantearse cambiar la historia y hacerla más singular, con un final que no estuviera tan visto.

"Pensamos en rehacer la historia con la idea de que Elsa viviese aterrada por sus poderes", explica. "¿Y si tuviese miedo de lo que es? ¿Y si temiese hacer daño a las personas que le importan?"

Además durante el desarrollo de la película se preguntaron porqué tiene siempre que haber un hombre que rescate a una mujer. "¿Por qué no puede ser algo diferente? Así es como llegamos a un final distinto. Elsa tiene su propio miedo y es Anna la que termina por salvarla".