Aunque su brillante interpretación en 'Los Miserables' le ganó un Oscar, lo cierto es que Anne Hathaway tuvo muchos problemas debido a su completa transformación en Fantine.

Además de tener que raparse la cabeza para el papel, la actriz ha confesado en un reportaje con People que su pérdida de peso (más de 11 kilos) estuvo lejos de ser sana.

"Perdí una insana cantidad de peso en solo dos semanas. No sabía nada sobre nutrición. Dañé mi cuerpo y mi cerebro se llevó la peor parte por un tiempo. Tenía mucha ansiedad y me sentía muy perdida. Esa pérdida de peso no fue algo positivo a largo plazo para mi salud, y me costó mucho recuperarme. Y todavía estaba muy enferma por ello".

· · ·

Seguro que te interesa

Publican la escena eliminada de 'Bohemian Rhapsody' que los fans estaban reclamando