Stephenie Meyer se convirtió en una de las escritoras más aclamadas por el público gracias al éxito de su saga 'Crepúsculo'.

Cuando se empezó a desarrollar la adaptación a la pantalla grande, Meyer estuvo muy envuelta en el proceso, y se ha revelado cuál era su casting soñado. Spoiler: Ninguno de los que quería acabó en la película.

El más conocido es el caso de Edward Cullen, y es que ella estaba empeñada en que fuese Henry Cavill. Pero no pudo ser y acabó siendo, como todos sabemos, Robert Pattinson.

Para el papel de Bella Swan, quería a Emily Browning, aunque finalmente Kristen Stewart pareció la elección perfecta.

El papel del patriarca Carlisle Cullen también fue ofrecido a Henry Cavill, y a Charlie Hunnam, pero acabó siendo para Peter Facinelli. En el caso de la madre, Esme, Meyer apostaba por Mary-Louise Parker, pero la intérprete fue Elizabeth Reaser.

En cuanto a los demás miembros de la familia, Olivia Wilde era la primera opción para la rubia Rosalie, que finalmente fue Nikki Reed, aunque tuvieron que teñirle el pelo y blanquearle la cara para encajar con la descripción. El Superman Tom Welling era la elección para Emmett, y luego lo interpretó Kellan Lutz.

El papel de Alice, a quien dio vida Ashley Greene, se quería para Rachel Leigh Cook, y finalmente Jasper, que fue interpretado por Jackson Rathbone, fue ofrecido a Trent Ford.

Aunque ningunos de sus actores ideales se hicieron realidad, 'Crepúsculo' se convirtió en un rotundo éxito de igual forma, por lo que seguramente Meyer acabó satisfecha con la elección de casting.