Un total de 73 medios aéreos y unos 1.000 profesionales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación colaborarán con las comunidades autónomas este verano en la lucha contra los incendios forestales en un dispositivo que tiene un presupuesto de 85 millones de euros.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha destacado durante la presentación de la campaña contra incendios forestales 2019 la importancia de España en superficie forestal, ya que es el segundo país europeo, con 28 millones de hectáreas y el tercero en superficie arbolada, con algo más de 18 millones de hectáreas.

"Los incendios forestales son una amenaza que se repite cada año. Los devastadores efectos de los incendios forestales no pueden dejarnos indiferentes", ha manifestado. En este contexto, ha recordado que los montes españoles ocupan algo más de la mitad del suelo y generan un "enorme abanico de bienes y servicios que proporcionan silenciosamente esta superficie natural a la sociedad, en forma de agua, como sumidero de carbono, materiales, biodiversidad, entre otros ejemplos.

De este modo, Miranda considera que la "correcta" gestión forestal es garantía de la sostenibilidad de la sociedad y un "elemento esencial" para el desarrollo rural. Así, ha añadido que esa España que se vacía y que no se quiere perder "vertebra un tejido forestal que aporta sustento, trabajo, valores, historia, referencia y cultura".

Por ello, opina que apostar por el territorio forestal es hacerlo por un tejido valioso, por la garantía de su conservación y la posibilidad de seguir aportando a las generaciones venideras sus valores asociados incluyendo agricultura, ganadería y un patrimonio cultural milenario. En este contexto, ha subrayado que España es un "referente internacional" en materia de incendios forestales y que desde hace un año contribuye con expertos que asesoran a otros países en el marco del mecanismo europeo de protección civil.

Como novedad, ha anunciado una campaña ministerial para aumentar la concienciación y el nivel de responsabilidad de la población que llevará el lema 'Para no ser el responsable... sé responsable", puesto que aunque el año 2018 fue "excepcionalmente bueno" en materia de incendios --el de menor superficie afectada-- cree que es "necesario" no bajar la guardia y extremar las precauciones para evitar los "efectos devastadores" de los incendios.

En concreto, este año el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación contará con 73 aeronaves de distintas capacidades de descarga, incluidos 4 vehículos aéreos no tripulados (drones); así como 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), un dispositivo periférico formado por 100 profesionales que desarrollan funciones de jefatura de las bases y 7 Unidades Móviles de Análisis yPlanificación que trabajan desde tierra.

En la campaña colabora también el Grupo 43 del Ejército del Aire, que mantiene y pilota los aviones; técnicos del centro de Operaciones, que gestionan el operativo de extinción y que dispone de una tecnología avanzada que permite disponer de toda la información necesaria para la toma de decisiones. En total, ha explicado que la suma que invierte en extinción el conjunto de las administraciones autonómicas y la Administración general del Estado asciende a unos 600 millones de euros año en extinción y hasta 1.000 millones de euros si se tiene en cuenta otras inversiones en gestión forestal.

Las 73 aeronaves se distribuirán en 47 bases en distintos puntos de España. En concreto, se dispondrá de 18 aviones Canadair con capacidad de descarga de 5.500 y 6.000 litros, operados por el 43 Grupo del Ejército del Aire; 10 aviones de carga en tierra Airtractor 802, de 3.100 litros de capacidad de depósito; 6 aviones Fire Boss AT-802, con una capacidad de depósito de 3.100 litros; 4 aviones de coordinación y observación ACO, equipados con equipo de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de vídeo continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo.

Las imágenes fijas se reciben en las Centrales de Operaciones y sirven de ayuda en la toma de decisiones, y los vídeos en las unidades móviles desplazadas sobre el terreno. Asimismo participarán 8 helicópteros bombarderos Kamov K32A con capacidad de carga de agua de 4.500 litros. Su gran capacidad los convierte en idóneos para actuar en zonas con escasez de embalses o muy montañosas, donde los aviones anfibios tienen mayores dificultades.

También se contará con 19 helicópteros biturbina con capacidad de descarga de 1.200 litros, para el apoyo y transporte de brigadas; 4 helicópteros BK 117 para apoyo en actividades de defensa contraincendios; 4 vehículos aéreos no tripulados (RPAS), unos drones que operarán por la noche para hacer vigilancia y seguimiento de los incendios. En cuanto a los medios humanos, desde el Ministerio operarán 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF), especializadas en el combate de grandes incendios. De estas, 9 son BRIF-A, compuestas por 3 equipos de 1 técnico, 2 capataces y 14 brigadistas, y 1 a las BRIF-B, compuesta por equipos de 1 técnico forestal, 1 capataz y 7 brigadistas.

Al mismo tiempo, 100 profesionales forman el dispositivo periférico de jefatura de las bases de medios del Ministerio distribuidas en todo el territorio, coordinando los medios con la Central de Operaciones del Area de Defensa contra Incendios Forestales. En cuanto a los medios terrestres, el Ministerio dispone de 7 Unidades Móviles de Análisis y Planificación, que son todoterrenos con una estación meteorológica automática, equipo de comunicaciones radio en banda aérea y terrestre y unidad de recepción de imágenes enviadas desde ACO.

En materia de prevención, el Ministerio cuenta con 18 equipos de prevención integral contra incendios forestales (EPRIF) que realizan labores de extensión forestal: planificación y ejecución de desbroces, quemas controladas, y asesoramiento técnico en extinción, labores de concienciación y conciliación de intereses en sus respectivas zonas rurales de trabajo.

Del mismo modo, más de 500 trabajadores forman las brigadas de labores preventivas que realizan trabajos de selvicultura preventiva y,ocasionalmente, apoyan a los EPRIF en la ejecución de quemas prescritas. Por otro lado, en el ámbito de la cooperación internacional, el Ministerio destinará 2 aviones anfibios al programa RescEU Transition de la Comisión Europea, para reforzar las capacidades de apoyo de los Estados miembros a los países que sufran incendios forestales, bajo el Mecanismo Europeo de Protección Civil. Así, Miranda ha elogiado la vocación y profesionalidad de quienes participan en el operativo tanto en tareas de prevención como extinción.

Al mismo tiempo, se ha referido al apoyo ministerial en materia de restauración forestal de terrenos afectados por los incendios más graves y con mayor superficie quemada para minimizar los perjuicios a través de medidas de restauración forestal. Durante todo el año se realizan labores de prevención como inversión en gestión forestal que van más allá de limpiar los montes, mediante las Brigadas de Labores Preventivas (BLP) y los Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF), que realizan labores de formación e información a la población.

En total, tras los grandes incendios de 2017 se han realizado 18 actuaciones mediante una inversión de casi 10 millones de euros que han permitido restaurar en toda España cerca de 60.000 hectáreas de zonas quemadas especialmente sensibles. Miranda ha recordado que el 95 por ciento de los incendios están provocados por la acción humana y ha anunciado una campaña que realizará el Ministerio en medios tradicionales para aumentar el nivel de concienciación y responsabilidad de los ciudadanos.