En el interior de la península habrá un alivio claro de las temperaturas que se reducirán en torno a los 7ºC. Un ejemplo de ello será Madrid capital, que no pasará de los 30ºC.

Por otro lado, el calor seguirá siendo protagonista en zonas de Murcia, llegando a los 42ºC y en Valencia, en el sur de Andalucía y puntos de las Islas Baleares.

Se producirán lluvias débiles en el norte en general que acabarán con fuertes tormentas en los Pirineos.