Ingredientes (6p.):

1 pulpo (1 k)

2 cebolletas con sus tallos

3 patatas

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

8 dientes de ajo

100 ml de vino blanco

aceite de oliva virgen extra

2 hojas de laurel

sal

perejil

Elaboración:

Pon el pulpo en la olla rápida. Cierra la olla y cuécelo (sin añadir agua ni sal) durante 12 minutos a partir del momento en que suba la válvula. Retíralo y córtalo en trozos de 2-3 centímetros. Reserva también el caldo que haya soltado al cocer.

Pela las patatas y córtalas en gajos. Pela el pimiento rojo y córtalo en cuadrados de 2 cm. Lava el pimiento verde y córtalo de la misma manera. Calienta una sartén con un chorrito de aceite y agrega 8 dientes de ajo aplastados y con piel. Incorpora los gajos de patata y los pimientos. Sazona y fríe todo a fuego suave. Para que se hagan mejor, puedes ponerles la tapa.

Pela y pica las cebolletas en dados y los tallos en cilindros y ponlos a rehogar en una tartera con un chorrito de aceite. Sazona, vierte el vino y dale un hervor fuerte. Añade el pulpo, las hojas de laurel y un poco del caldo reservado anteriormente. Cocínalo a fuego suave durante 8-10 minutos.

Añade las patatas y los pimientos a la tartera. Espolvorea con perejil picado y sirve.

Consejo:

Este guiso quedará más rico si se prepara la fritada de cebolla y pulpo de víspera. Las patatas con los ajos y los pimientos es mejor hacerlos el mismo día en que vayamos a comer el guiso.