Tiempo de elaboración: 45 min

Ingredientes (4p.):

2 ramilletes de brócoli

2 patatas

100 g de queso curado

40 g de pistachos

aceite de oliva virgen extra

sal

Elaboración:

Lava los brócolis, seca y sepáralos en ramilletes. Colócalos en el accesorio para cocer al vapor, sazona e introduce el accesorio en una cazuela con un poco de agua. Tapa la cazuela y cuece el brócoli durante unos 16-17 minutos. Escúrrelo bien y repártelo en 4 recipientes aptos para el horno.

Pela y corta las patatas en daditos y fríelos en una sartén con abundante aceite. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Sazona y resérvalos.

Pela los pistachos, colócalos el vaso batidor, añade una buena cantidad de aceite (125-150 ml) y tritúralos con la batidora eléctrica. Riega los platos con el aceite de pistacho. Reparte las patatas sobre el brócoli y ralla el queso por encima. Introduce los platos en el horno y gratínalos.

Consejo:

Esta receta os podría también quedaría muy rica si la hacéis con coliflor o romanesco.