Ingredientes (4p.):

250 g de garbanzos

1 cebolla

1 zanahoria

1 puerro

16 ajos frescos

1 calabacín

4 huevos

2 l de caldo de verduras

aceite de oliva virgen extra

sal

orégano

perejil

Elaboración:

Calienta el caldo en la olla rápida. Coloca los garbanzos (remojados desde la víspera y escurridos) en la red especial para cocer las legumbres, ciérrala e introdúcelos en la olla. Pela la cebolla, córtala en 4 y añádela. Pela la zanahoria, trocéala y agrégala. Limpia el puerro, trocea, incorpóralo, sazona y tapa la olla. Cuece los garbanzos durante 30 minutos a partir de que suba la válvula. Retira los garbanzos y resérvalos. Tritura las verduras con el caldo y resérvalo para otra ocasión.

Retira la parte inferior y superior, y la primera capa de los ajos frescos. Pícalos en rodajas. Calienta aceite en una sartén con aceite y añádelos. Lava el calabacín, córtalo en dados y agrégalos. Sazona. Saltea las verduras de manera que queden al dente. Incorpora los garbanzos, pon a punto de sal, espolvoréalos con el orégano y saltéalos brevemente.

Pon agua a calentar en una cazuela amplia. Casca los huevos y agrégalos. Escálfalos durante 3 minutos aproximadamente.

Reparte los garbanzos en 4 platos y pon un huevo en cada uno. Sazónalos. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Puedes utilizar el triturado de caldo con verduras para cualquier otra ocasión, como por ejemplo para preparar una rica sopa o para hacer un arroz.