Ingredientes (4p.):

4 muslos de conejo

3 cebollas

300 g de tomate triturado

4 dientes de ajo

25 g de jengibre

200 g de arroz basmati

50 g de pasas

50 g de piñones tostados

1 cucharada de curry en polvo

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Pela el jengibre y 2 dientes de ajo, y rállalos.

Pela las cebollas y córtalas en dados.

Calienta a fuego suave una cazuela con un chorrito de aceite, agrega el ajo y el jengibre y cocínalos brevemente (30 segundos). Incorpora las cebollas y cocínalas hasta que se ablanden (sin que lleguen a dorarse). Agrega el curry, el tomate triturado y la misma cantidad de agua que de tomate. Cocínalo durante 20 minutos a fuego suave. Tritura la salsa con la batidora eléctrica.

Rehoga el arroz (sin que se dore) en una cazuela con un chorrito de aceite. Sazona, agrega las pasas y 300 ml de agua. Cocínalo a fuego suave durante unos 15 minutos aproximadamente. Sirve y espolvorea los piñones por encima.

Deshuesa el conejo, córtalo en trozos de bocado y salpimiéntalos.

Calienta una sartén con un poco de aceite. Golpea un par de dientes de ajo, pela y añádelos a la sartén. Incorpora los trozos de conejo y saltéalos hasta que se doren. Espolvoréalos con un poco de perejil picado.

Sirve el arroz a un lado del plato y la salsa y los trozos de conejo al otro. Adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Es importante que la pasta de ajo y jengibre no se queme, así que os recomiendo estar muy pendientes hasta el momento de agregar las cebollas.