Publicidad

Antena 3 » Programas » De hoy en un año » Mejores momentos

Mejores momentos | Programa 2

Ser madre, un sueño que se le resiste a Emma

Emma y Alberto comparten el sueño de ser padres, pero un problema de nacimiento impide a ella quedarse embarazada de forma natural.

Emma y Alberto se conocían desde niños, pero cada uno hizo su vida por separado y, después de unos cuantos años, el destino les quiso juntar de nuevo. Pero esta vez para ser pareja. Ambos tienen un objetivo en común: ser padres. Pero hace tan solo tres años le diagnosticaron a Emma obstrucción de trompas, algo que sufría desde su nacimiento.

Tras buscar otras alternativas para quedarse embarazada, se realizó cuatro fecundaciones in vitro, pero el resultado no fue el que esperó: tres de los intentos fueron fallidos y uno acabó en aborto. “Lo único positivo que saco de todo esto es que me dieron la oportunidad de ser madre”, cuenta Emma que, aún con una pizca de esperanza, se aferra a esa pequeña posibilidad que le queda de ser madre. Desea tener una niña y que se llame Victoria.

El sexto intento y la primera maravilla para Emma y Alberto

Tras un quinto intento fallido, Emma y Alberto acuden a una clínica privada. Le vuelven a hacer otra fecundación in vitro y Emma solo pide una cosa: que se quede con ella. La desesperación a medida que pasan las semanas va creciendo y las dudas de Emma sobre si esta vez será la definitiva son evidentes. Pero su marido también sufre las consecuencias de esa negatividad emocional. Emma le transmite toda esa ansiedad y preocupación y Alberto ya no sabe qué hacer.

Pero es en la semana 29 donde llega milagro que tantos años han ansiado. El predictor marca dos líneas: por fin Emma está embarazada. La emoción invade a la pareja y no pueden ser más felices. Por fin han cumplido el sueño de sus vidas: ser padres.

Sonia, hermana de Emma: "Cuando estuvo embarazada llegó a oírle el corazón y esa fue de las veces que más le ha marcado. Ya no es ella"

La vida le ha dado el mayor regalo que podía esperar Emma, un regalo tan esperado como sufrido. Cuando entra en plató después de un año, aparece con una barriga evidente de embarazo: está de 5 meses y medio. Y, como ambos querían, se trata de una niña. Una niña a la que, evidentemente, llamará Victoria. Su Victoria.