La jueza del caso de Julen concluye que el dueño de la finca de Totalán no tapó el pozo, ni avisó a los padres del peligro que suponía tener un pozo sin tapar de estas características.

David Serrano, dueño de la finca cometió un delito por imprudencia grave según la jueza. Su abogado, Antonio Flores, asegura que están sorprendidos con la decisión judicial porque "no refleja la instrucción hasta la fecha". "Se hacen declaraciones que no son concordantes con la realidad, se dice que no se advierte ni se alerta del agujero en el pozo y esto no es cierto".

'Espejo Público' ha accedido a la declaración del pocero que hizo la prospección en la finca de Totalán (Málaga):

"Yo me he enterado ahora mismo pero estaba todo claro.Bueno para mí estaba claro, pero como la justicia es la justicia... Como yo lo tapé y han hecho una obra detrás de la mía. Cuando fui allí arriba lo vi todo cambiado, la tierra allí en la punta, una zanja hecha, el boquete destapado y si él abrió una zanja y un boquete pues lo que tiene que hacer es taparlo. Yo tapo todos los pozos pero los dueños los destapan después para ver si se llenan de agua. Yo no he cometido ningún delito lo que he hecho es un pozo y el tío ha hecho una zanja y ha dejado el pozo, pues eso no es culpa mía. Aquí hemos sufrido todos. Yo me he tirado una pila de días sin dormir pensando en el niño".