Uno de esos héroes es el ex jugador de rugby, ex corredor de lanchas, coches y motos, empresario y sobre todo superviviente. Nando Parrado. Asegura que cuando ve las películas basadas en el accidente piensa en que algún día sus hijos o sus nietos pensarán que ellos viven gracias a que su abuelo cruzó Los Andes a pie.

Durante su aislamiento los supervivientes se vieron obligados a comer carne humana para sobrevivir. Cuenta Parrando que cualquier persona en esa situación habría actuado de la misma forma acudiendo a ese lugar de su cerebro. "El hambre es el miedo más primitivo que hay pero no es conocido por nadie que no lo haya vivido", determina.

"Ningún problema que tenga yo en mi vida puede parecerse a un minuto allí"

Señala que tras el accidente la duda era vivir o morir. Cuenta que aquella experiencia le enseñó a vivir el presente y a relativizar los problemas. En su carrera empresarial cosechó numerosos éxitos a los que cree que no habría llegado "si no hubiera pasado por esa "Universidad helada" que le enseñó mucho. "Ningún problema que pueda tener yo en mi vida puede parecerse a un minuto allí", destacaba.

Nando Parrando participa en 'MABS', el evento de referencia para directivos presentado por Atresmedia. Cree que uno de los dogmas que debemos tener claro es no mirar al pasado porque "lo único que uno logra es un terrible dolor de cuello".

Todo sobre MABS, el evento de referencia para directivos