El detenido por los hechos es un joven albañil que sacó dinero con la tarjeta bancaria del desaparecido. Las cámaras de seguridad que le captaron haciendo la transacción captaron a otro hombre que le acompañaba y que está siendo investigado. La familia de Roberto siempre ha pensado que hay más de un implicado en el caso ya que su hermano pesaba casi 80 kilos.

'Espejo Público' ha hablado con la esposa del segundo investigado. Asegura que ella y su marido conocieron al sospechoso por temas de trabajo y que cuando este se quedó sin empleo le dejaron quedarse en su vivienda hasta que encontrara un lugar para vivir. Cuenta que después este operario encontró varias casas donde quedarse hasta que finalmente se estableció en Casarrubios.

Todavía no puede creerse que el detenido esté relacionado con la desaparición de Roberto. "Nunca pensamos que pudiera llegar a este extremo", señala. Pone la mano en el fuego tanto por su marido como por este hombre y asegura que su esposo no entiende que le estén investigando a él. "Por hacer el bien hemos cometido el mal, el día de mañana vamos a ser más desconfiados con la gente", lamenta.