En su declaración ante el juez César Román señaló que la relación con Heidi "era de idas y venidas y abierta". Le quitó importancia a la relación sentimental que mantenía con la víctima mientras que la madre de Heidi señala que eran novios y que incluso 'el rey del cachopo' llegó a pedirle la mano de la hondureña.

La madre ha relatado que la relación sentimental comenzó al poco tiempo de que su hija comenzara a trabajar en el bar de César Román. "Cuando este señor la vio fue un flechazo, a él se la habían salido los ojos", cuenta ante el juez.

"Cuando me conoció me dijo: "Te quiero por haberle puesto los pechos a tu hija", relata. Cuenta también que César Roman le pidió la mano de Heidi a las dos semanas de estar juntos y que a ella le pareció muy pronto. Le describe como un hombre muy controlador y obsesivo con lo que hacía Heidi cuando él no estaba con ella. Cuenta episodios en los que estando con su hija César la llamaba cada cinco minutos e incluso le pedía que le mandase fotografías.

Gloria declaró ante la juez, muy afectada y sin poder evitar las lágrimas. César Román está acusado de la muerte de su hija, que fue hallada descuartizada. El 'rey del cachopo' niega todos los hechos, incluso niega haber sido novio de Heidi.