El docente ha sido denunciado por comentarios machistas dirigidos a una de sus alumnas a la que habría dicho que "con su escote, casi hacía que se le viese un pezón" y "era mejor se fuese atrás del todo" y no estuviese en primera fila.

La estudiante presentó una queja ante el decanato, la cual, como manda el protocolo, fue trasladada al Rectorado, que este miércoles tomará una decisión respecto al profesor.

Además, la joven, a la que Luciano Méndez, según su versión, dijo que no iba a expulsar pero que si quería seguir en las sillas de delante mejor se tapase, abandonó de manera voluntaria la clase de Matemáticas. Este paso fue secundado por sus compañeros. Los alumnos ya han anunciado que presentarán una queja colectiva contra el docente.

'Espejo Público' ha hablado con Carmen, la alumna víctima de los últimos comentarios machistas de este profesor. Carmen se encuentra bien porque recibió el apoyo de sus compañeros. "Nada más empezar la clase me dijo que cuando terminara quería hablar conmigo pero a los dos minutos me dijo: "Mira o te cambias a la última fila que no te vea o te escapas, a esta clase no se puede venir con este escote"".

Señala la joven que cree que este docente tiene un problema: "Si a una persona que podría ser mi padre le impone tanto que una niña de 18 años tenga un escote en pico y está tan enfermo como para fijarse en mí, tiene realmente un problema", destacaba.

La joven, que reconoce que "se quedó en 'shock' con lo ocurrido", tuvo el apoyo de todos sus compañeros, que recriminaron al profesor su actitud. Explica que tras el comentario machista el profesor le dijo a los compañeros que la miraran y comprobaran que casi se le veía un pezón.