Ley Trans

La cabo Roberto que ha cambiado de sexo en el Ejército: "Externamente soy un hombre hetero pero internamente una mujer lesbiana"

Roberto es cabo del Ejército y se define como una persona bigénero intersexual. Asegura que no ha llevado a cabo este cambio para tener ventajas laborales. "No lo hago por piratería", señala.

Publicidad

Un total de 37 funcionarios, entre ellos policías y militares, han solicitado el cambio de sexo en la ciudad de Ceuta en apenas un año. Todos ellos han pasado del género masculino a femenino aunque han mantenido su nombre y su estado civil. Presuntamente estas personas podrían haber querido conseguir ascensos, promociones internas y cambios de rango siendo mujer.

El periodista Jonatan Oliva ha acudido hasta el registro civil de Ceuta donde 49 personas han cambiado de sexo. Los trabajadores del registro le han confirmado al periodista que la mayor parte de los cambios de sexo se han hecho entre funcionarios. La mayoría policías y guarias civiles y militares. No han cambiado de nombre y siguen manteniendo sus parejas

Los beneficios serían para promocionar mejor y en el caso de los militares que quieran ascender a la Guardia Civil tendrían que dejar el ejército a los 45 años y asumirían pruebas físicas menos exigentes en las oposiciones, mantiene el reportero.

El caso de la cabo Roberto: "Me defino como una persona bigénero intersexual"

Espejo Público habla con la cabo Roberto que dice sentirse lesbiana. Revisó la nueva ley y los temarios de Policía Nacional y se encontró ubicado en el género intersexual. Mantiene que el hecho de que haya salido favorecido ha sido de rebote. "Mi intención no ha sido nunca la de favorecerme con esta ley", mantiene. "Me defino como persona bigénero intersexual. Así lo percibo yo y según la ley lo que yo perciba es lo que puedo decir legalmente que soy". asevera.

Roberto cuenta: "Externamente soy un hombre hetero e internamente una mujer lesbiana por dentro". Niega que tras este cambio pueda ascender con más facilidad porque, cuenta, ya no hay plazas reservadas para mujeres en el Ejército. "No voy a hacerlo por piratería. Por convicción propia las pruebas físicas las haré con la nota de hombre". Por ley no puede estar con los hombres en la misma habitación porque es una mujer legal y tampoco con mujeres. "Me parecería una falta de respeto estar con mujeres", apunta.

Asegura que en este proceso sus compañeros y superiores le apoyaron en todo momento y no quiere "faltar al respecto a las mujeres".

Luchará ahora por volver a ver a su hijo al que lleva sin ver 13 años

Está buscando un abogado para que le lleve el caso de su hijo. Tiene un niño de 16 años al que no ve desde los 3. Señala que él sigue pagando la pensión y manteniendo sus responsabilidades como padre pero no tiene ningún derecho sobre el menor. Con este cambio puede luchar en igualdad de condiciones y facilitar un punto de encuentro "para que psicólogas especializadas en el tema de reencuentros padres e hijos puedan favorecer el tránsito" para estar con el menor.

No se cambió el nombre de Roberto porque mantiene que nadie le llama Roberto y además hacerlo conllevaba mucho papeleo. Le gustan las mujeres pero se autopercibe como mujer.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad