1. En busca del villano oficial. La quinta temporada prometía traernos a los malos más salvajes de la historia de la serie, pero no fue así. Los miembros de la secta afincados en Terminus no fueron todo lo sanguinarios que esperábamos. Fue tan fácil su desaparición que no nos terminamos de creer que hayan desaparecido del todo. ¿Acaso el 'flashback' de cómo se gestó Terminus en el episodio 5x01 es casual? La serie necesita un nuevo villano y está claro que Dawn no fue suficiente. 

2. Recordando a Beth. Por más que haya peticiones online al respecto, Beth no va a regresar a la serie. Una vez que lo aceptemos de una vez y para siempre, lo importante es saber es cómo van a reaccionar los miembros del grupo, especialmente su hermana Maggie, y su amigo más que especial, Daryl. Lo cierto es que Beth fue un gran personaje y se le echará mucho de menos. Pero si algo hemos aprendido con ‘The Walking Dead’ es a no tenerle demasiado cariño a los personajes. 

3. El retorno del protagonista. Rick ha perdido, en la primera parte de la quinta temporada, su estatus de protagonista, un rol que, según las promos del regreso de la serie, volverá a recuperar. 

4. Gabriel, el gran enigma. ¿Es Gabriel un personaje bueno o malo? ¿Qué hay detrás del enigmático predicador? Por lo que hemos visto hasta ahora se puede decir más bien poco de la dirección que tomará la trama  del reverendo; lo que sí parece seguro es que no será uno de esos personajes al que digamos adiós en los próximos episodios. 

5. La búsqueda de Morgan. Si no has visto las escenas después de los títulos de crédito de la primera parte de la temporada, no sabrás que Morgan sigue buscando a Rick y su grupo, dejando señales allá donde va. No es un personaje que haya copado muchas horas en la serie, pero sí es alguien muy simbólico, sobre todo para Rick. Parece que, ahora sí, tendrá una presencia más fuerte en la segunda parte de la temporada.