ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

'El descubrimiento de las brujas': Llegan los viajes en el tiempo en la segunda temporada

La guerra entre el bien y el mal continúa en 'El descubrimiento de las brujas'. En el segundo libro de Deborah Harkness la novedad reside en las dos tramas que corren en paralelo. Diana y Matthew viajan al siglo XVI buscando respuestas.

Matthew Goode y Teresa Palmer en 'El descubrimiento de las brujas'

Sky Matthew Goode y Teresa Palmer en 'El descubrimiento de las brujas'

Publicidad

Londres, 1590. Una época trufada de leyendas, de presagios y profecías en 'El descubrimiento de las brujas'. Diana Bishop (Teresa Palmer) sigue sin manejar bien sus poderes y se descubre quién es verdaderamente Matthew Clairmont (Matthew Goode) ya que el vampiro vivió en aquella época. Los suyos creen que el vampiro está embrujado al aparecer con Diana. Pero a la pareja no le queda otra. En el segundo libro de Deborah Harkness que adapta esta segunda entrega los protagonistas se esconderán de la Congregación viajando al pasado. Con la ayuda de los colegas de Matthew que en principio desconfían la pareja encontrará a una maestra, a una bruja que enseñe a Diana a controlar su magia, muy a lo jedi tendrá que dominar esa fuerza que la acompaña y que aun no domina.

Al tiempo buscan el libro de los misterios que explica el origen de las criaturas y así poder descifrar al completo el manuscrito Ashmole 782, la principal pieza del puzle de toda esta romántica historia. Si ya en la época actual que un vampiro y una bruja estén juntos se considera algo inaudito y fuera de lugar, en la época isabelina las cosas son aun peor para estos Romeo y Julieta siempre tan guapos y elegantes. Ahora aún más porque se acentúan los detalles en los vestidos de ella que son una auténtica maravilla. La recreación de la ciudad, de sus calles y tabernas, de sus emblemáticos edificios son un plus si hablamos de localizaciones y máxime cuando en esta temporada aparecen además nuevos e interesantes personajes.

En un tono bastante vacilón, Matthew, que se siente como pez en el agua en el siglo XVI, se reencuentra con su mejor amigo, Kit Marlowe (Tom Hughes), que no da crédito a su reaparición. El poeta es un demonio contemporáneo de William Shakespeare y luce un curioso flequillo muy moderno él. Su reencuentro echa chispas ya que Matthew a punto está de rebanarle la garganta al delicado Kit que duda de él y se pregunta qué ha pasado con el verdadero Matthew de aquella época (vamos que podrían reencontrarse los dos Matthew con el mismo aspecto físico, claro, que para eso el vampiro no envejece). Kit quiere que Matthew se vaya para poder recuperar a su amigo no a ese extraño que ha cambiado y no entiende. Tendrá que aprender a convivir con esta nueva situación.

Goody Alsop (Sheila Hancock) la poderosa anciana bruja que tanto necesitan acaba siendo efectivamente la mentora de Diana. Antes, en el primer episodio, ponen a prueba a la joven para que demuestre su poderío sobrenatural en una escena en la que logra que un cesto de fruta se pudra ante la mirada atónita de unos testigos que se santiguan con absoluto respeto. Aunque si te gusta la moda te importará poco lo que ocurra realmente porque no podrás apartar la mirada de las hombreras XXL de Teresa Palmer con abigarrados bordados a juego con su esplendorosa diadema (todos sus outfits son espectaculares, la verdad).

Junto a estos nuevos secundarios, Gallowglass (Steven Cree) que protegerá a Diana aunque al principio (como casi todos) este vampiro, sobrino de Matthew, dude de la relación amorosa entre ambos. Pero el gran fichaje de la temporada es James Purefoy con bigote y perilla. Interpreta a Philippe De Clermont, el padre de Matthew y fundador de la Escuela de la Noche (todo lo que desvele de su hijo seguro que le da vidilla al guion). Aunque habrá que esperar porque en el primer episodio aun no aparece, lo hará más adelante. Este arranque de temporada se centra en el pasado. A partir del segundo

episodio la trama corre en paralelo en el pasado que acabamos de conocer y en el presente actual que la pareja dejó, donde sus familiares y amigos deben sobrevivir.

Las tías de Diana lo harán con la madre de Matthew, Ysabeau De Clermont, antigua cazadora de brujas. En Oxford, Marcus y Miriam intentarán cumplir la promesa que le hicieron a Matthew de proteger a los demonios Nathaniel y Sophie y a su futura hija bruja. Así que estén en el tiempo que estén, los personajes de El descubrimiento de las brujas, brujas, vampiros y demonios que conviven con los humanos, seguirán protagonizando tramas llenas de suspense y magia enfrentándose unos a otros, especialmente a la Congregación, un comité al que solo le interesa capturar a Diana. La serie sigue sumando por la poderosa atracción sexual entre dos criaturas que deberían repelerse y por la intensa persecución por encontrar una verdad escondida que podría ponerlo todo patas arriba: el libro ancestral que contiene las claves para que las brujas puedan aniquilar a sus antiguos enemigos, vampiros y demonios. Ya hay confirmada una tercera (y última) temporada.

Publicidad