La mejor serie: 'Mad Men'. Todos sabemos que 'Homeland' es una gran serie, pero la quinta temporada de 'Mad Men', a pesar de las críticas, ha sido extraordinaria, mucho más valiente que las anteriores y con un tratamiento exquisito de sus elementos icónicos clásicos y en la incorporación de otros nuevos.

No hay ningún drama que tenga unos personajes tan bien trabajados como los de 'Mad Men'. ¿Se os ocurre alguien mejor que Don Draper o Peggy Olson? Lo dudo.

La serie revelación: 'The Newsroom'. Sorkin ha vuelto a la televisión con un producto que tiene mucho de sí mismo y del estilo que creó en 'El Ala Oeste de la Casa Blanca'. Diálogos acelerados, realización vertiginosa y una perspectiva crítica sobre los cimientos de la cultura yanqui.

Es evidente que no es una serie para mayorías, pero a muchos nos atrae la nueva ficción de la factoría Sorkin. Quién sabe, será por el 'oppening' al estilo de los 90's.

La mejor comedia: 'Girls'. Guste o no, 'Girls' es la comedia del año. Ni es una adaptación de 'Sexo en Nueva York' ni un biopic de Lena Dunham. Es una buena comedia, original y que ha calcado el retrato generacional de los veinteañeros actuales. HBO ha dado en la diana.

El mejor drama: 'Breaking Bad'. Sólo hemos disfrutado de 8 capítulos en 2012, ¡pero menudos capítulos! Es imposible ver 'Breaking Bad' y no estar en permanente estado de tensión. La (r)evolución de Walter White en un personaje mezquino por el que el espectador ya no siente simpatía aumenta el ya de por sí inmenso nivel de la serie.

Será la gran despedida en 2013 con otros ocho capítulos que pondrán fin a Walter White y Jesse Pinkman.

La mejor serie veterana: 'The Good Wife'. En 2012 finalizó su tercera temporada y también ha comenzado la cuarta, que si bien no es la mejor de todas mantiene un gran nivel.  No hay otra serie en las networks tan bien producida como 'The Good Wife'.

Se nota que es una serie pensada, que no improvisa y que se mantiene fiel a su estilo. Es cierto que este año se ha producido algún desencanto de los fans, en especial por la relación de Kalinda y su ex marido, pero la winter finale deja claro el porqué de la trama. Recordad, 'The Good Wife' no improvisa.

La gran despedida: 'Mujeres Desesperadas'. Llevaba desgastada un par de años, pero 'Mujeres Desesperadas' se despidió dignamente con un happy ending para las cuatro protagonistas. No es fácil mantenerse ocho años con un éxito de audiencia notable, a pesar de la inevitable pérdida que se produjo con el paso de las temporadas. 

Fue muy injusto que los premios Emmy ignoraran por completo a una serie que en su primera temporada atrajo a 30 millones de espectadores y que ha contado con un nivel de actrices muy superior a la media. 

La gran salvada: 'Community'. Muy pocos apostábamos por la renovación de 'Community' por parte de NBC, que la salvó in extremis. El 7 de febrero comenzará la cuarta temporada, y contará con 13 capítulos, lejos de los 22 episodios de la tercera. 

Basta con ver un solo episodio de 'Community' para entender que está infravalorada por la audiencia. Los que la disfrutamos sabemos lo que se pierden.

La de mejor audiencia: 'The Big Bang Theory'. No hay quién pueda con la comedia de CBS, la serie más vista por la audiencia entre 18 y 49 años en Estados Unidos; incluso con la emisión de capítulos repetidos vence a la competencia.

Es curioso el caso de 'The Big Bang Theory': lo normal para una serie es bajar de audiencia a medida que transcurren las temporadas, pero en su caso se ha producido un aumento (sobre todo de la segunda a la tercera temporada). Y no parece que la tendencia vaya a cambiar.

La mejor campaña promocional: 'American Horror Story'. A 'True Blood' le ha salido un importante competidor en esta categoría. La estrategia promocional de 'American Horror Story' ha sido inmejorable y ha generado una expectación que ha estado a la altura de la calidad de la segunda temporada, muy superior a la de la primera. 

Mención especial para: 'Dexter'. Queda un capítulo para que termine la séptima temporada de 'Dexter' y la serie no puede estar en un momento más interesante con la vida de Dexter Morgan a punto de saltar por los aires.

Ha tenido altos y bajos, pero ya está todo preparado para la que será su octava y última temporada. Será apoteósico. El largo viaje ha merecido la pena.