ObjetivoTV » La mujer del programador

LA MUJER DEL PROGRAMADOR

Aquellos maravillosos noventa: Así era la tele fluorescente de Carlos Jesús, Pozi o Paco Porras

Corren tiempos duros y no hay nada mejor que complementar la información con algunos contenidos más ligeros. Y a través de Youtube podemos recordar aquella televisión estridente que reinaba hace veinticinco años.

Paco Porras

Gtres Paco Porras

Publicidad

En esa jungla audiovisual brillaba con luz propia Carlos Jesús, controvertido curandero sevillano que saltó a la fama por su vida y milagros. Y nunca mejor dicho. Carlos Jesús no se lo tomó demasiado bien su estrellato, tal y como explicó en un programa de la tele valenciana, 'Te'n recordes?'.

A este espacio conducido por Inés Ballester acudió el padre de personajes como Crístofer y Micael. Y el autor de frases como "benditos seáis todos, en el nombre de Yahvé" o "al mundo vendrán, dentro de poco, 13 millones de naves de alguna confederación intergaláctica, de Ganímedes, de Constelación Orión, de Raticulín, de Alfa, de Beta", montó en cólera.

El curandero fue claro y directo porque culpa de la televisión, que según él, era el motivo por el cual no podía "andar en Sevilla en Semana Santa, porque soy 'apedreao'. No puedo ir a la Feria de Sevilla aunque sea sevillano, porque soy 'apedreao' y 'abucheao'".

El 'chou' que enfadó a Carlos Jesús, un vidente con muy malas pulgas cuando le criticaban

Carlos Jesús explicó que él no quería participar en televisión: "Me llaman una Navidad para hacer un 'chou'. Y yo dije, ¿tu estás 'sonao'? ¿Tú crees que con estas curaciones, que se hacen a través de la santísima trinidad, yo voy a hacer un 'chou'?".

Y cuenta que en el programa le pusieron en su sitio: "Pues como te niegas a venir te vamos a poner de cachondeo durante un año. Y al entrar las Navidades veo que me están poniendo el altar en plan de cachondeo. Me han puesto de mariquita, me han puesto de homosexual...".

No sabemos si Carlos Jesús, que vivía de gorra en casa de una clienta llamada Dolores, tenía poderes. Pero sí que sabía por los caminos que se movía la televisión: "Me han querido sacar como al Chiquito de la Calzada, pero en plan de cachondeo con Dios. Y eso no lo consiento yo". Olé.

Otros personajes singulares de aquella televisión onírica y delirante de los dos mil

Carlos Jesús no era el único personaje llamativo de la tele de los noventa y dos mil. Porque también había otras estrellas. Algunas de ellas menos pícaras que el vidente sevillano. Era el caso del 'Pozi', un personaje entrañable que descubrió Jesús Quintero y que saltó de plató en plató interpretando una particular versión de la radionovela 'Ama Rosa'.

El 'Pozi' era un ser de luz que rebosaba naturalidad. Menos sinceridad mostraban en platós como el de 'Mentiras arriesgadas', un falso show que intentaba importar la televisión sudamericana de Laura Bozzo.

Leticia Sabater moderaba un circo en el que destacaba Paco López, un chico que se hizo famoso por ser el novio del vidente Paco Porras (que decía que veía el futuro en una berenjena). Aquella televisión, tan lubricada y estridente, parece casi naif en comparación con lo que luego hemos visto en otros platós...

Publicidad