BETTY VE TELENOVELAS

BETTY VE TELENOVELAS

¿Quién es Elif? La pequeña nueva protagonista de las tardes de Nova

Una pequeña niña que quería que su madre le hiciera dos trenzas nos retiene ante la pantalla cada noche de domingo. Ahora a las tardes de Nova llega otra pequeña niña peinada con dos trenzas. De la Melek de 'Madre' ya hemos descubierto muchas cosas, pero ¿quién es Elif?

Betty M. Martínez
  Madrid | 13/05/2019

Lo cierto es que Melek y Elif (Isabella Damla Güvenilir) tienen bastante en común. Las dos viven su particular infierno en su casa cortesía de sus respectivos padrastros, de los que es imposible decidir cuál de los dos resulta más aborrecible. Si Cengiz fue capaz de meter a Melek en una bolsa de basura, Veysel no ha tenido mayor reparo en utilizar a Elif como moneda de cambio para saldar una deuda de juego. Si maltratar a una niña es deleznable, ¿cómo calificar a alguien que se atreve a venderla?

Sin embargo, Elif tiene algo que nunca tuvo Melek. Una madre, llamada curiosamente Melek (Selin Sezgin), que se preocupa por ella, que le hace dos trenzas, que la busca cuando se pierde, que le prepara la cena, que la cuida, que la protege y que va a intentar hacer todo lo necesario para alejarla de ese infierno en el que vive y de la pesadilla hacia la que va su vida.

Melek está enferma y sabe que así no podrá hacer frente a lo que se les viene encima, así que busca la ayuda de una vieja amiga: Ayse, quien, de no tener ni idea de la existencia de Elif, pasa a convertirse en su salvadora y protectora.

La mansión Emiroglu

Ayse trabaja como ama de llaves en una lujosa mansión y ese es el destino de Elif. Ayse asume su nueva misión pero es muy consciente de que esa tarea va a ser más que complicada. La mansión Emiroglu no es precisamente una balsa de aceite y, además, la posición de Elif en esa casa puede variar radicalmente en función de si Ayse revela o no el gran secreto que ha ocultado Melek durante años.

Elif puede ser o bien una invitada del ama de llaves o bien puede ser la señorita de la casa. ¿Por qué? Porque Elif es la hija del atractivo dueño de la mansión: Kenan (Altug Seçkiner). ¿Qué hará Ayse? ¿Guardará el secreto de Melek? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Alguien lo descubrirá? ¿Se lo contará a Kenan? ¿Cómo reaccionará al descubrirlo? ¿Por qué nadie sabe de la existencia de la niña?

A priori, Kenan parece buena persona y, sepa o no la verdad, es probable que no tenga reparos en recibir a la niña en su casa. Sin embargo, el resto de la familia no parece tan comprensiva.

Su esposa, Arzu (Cemre Melis Çinar), seguro que no recibe a la pequeña con los brazos abiertos. Su superficialidad, egocentrismo y soberbia consiguen traspasar la pantalla y su hija, Tugce (Zeynep Ogren) es el vivo reflejo de su madre: malcriada, consentida y caprichosa. Y, además, también ha heredado su crueldad. Podría tener en Elif a la mejor compañera de juegos, pero a Tugce le divierte más martirizarla que compartir con ella sus muñecas, juguetes, vestidos y columpios.

Elif ha logrado huir de las garras de su padrastro, pero ha caído en los dominios de su madrastra, que, sin duda, hará lo posible y lo imposible por evitar que esa “extraña” le robe ni medio segundo de protagonismo, atención, mimos y regalos a la princesa de la casa. Pero lo más preocupante es ¿qué pasará si llega a descubrir la verdadera identidad de la pequeña? ¿De qué será capaz cuando comprenda que la recién llegada no solo amenaza el principado de su hija, sino también su herencia?

¿Cómo encajará Elif en ese nuevo entorno? Porque Elif no es como Melek. No tiene ni su intuición, ni su madurez. Melek siempre ha sido mucho más mayor de lo que sus años indicaban, pero Elif es, simplemente, una niña, que no concibe su vida sin su madre. ¿Conseguirá adaptarse a todos los cambios que va a experimentar? ¿Logrará conquistar el corazón de su padre y del resto de la familia aún sin que se revele la verdad?

El peligro acecha

Pero que los relucientes mármoles de la casa Emiroglu no nos cieguen e impidan que perdamos de vista al padrastro. Veysel tiene una deuda pendiente que debe ser saldada con su vida o con la niña. Y es evidente cuál es su elección. Por lo tanto, está más que claro que no parará hasta dar con el paradero de Elif.

Y por otro lado tenemos a Melek. Su enfermedad es mucho más grave que una simple tos. Su vida puede estar en peligro. ¿Qué pasaría con Elif si Melek empeora? ¿Y si no se recupera? Por otro lado, si consigue superar su enfermedad, ¿qué hará? ¿Regresará con su maltratador o aprovechará para huir? Por ahora, la situación de Elif parece temporal (o eso cree Ayse), pero ¿será capaz Melek de dejar indefinidamente a su hija con su padre para mantenerla lejos de su padrastro?

Y en caso de que busque a su hija, ¿qué pasará cuando esté frente a Kenan? ¿Recordará el atractivo millonario a su antiguo amor? ¿Qué clase de relación mantuvieron? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Por qué terminó? ¿Existe la posibilidad de que retomen su romance dado que Kenan no parece el más feliz de los maridos? ¿Y Arzu? ¿Consentirá un acercamiento entre su esposo y su ex? Vista la edad de su hija, ¿tuvo Arzu algo que ver en que Melek no sea la señora de la casa?

Son muchas las preguntas que hay sobre el pasado de Melek y Kenan y aún más las dudas que nos depara el futuro de Elif. Aparentemente está a salvo en casa de su padre, pero, tal vez, ahí las amenazas sean aún más peligrosas que las que dejó atrás.

Pero en este momento lo prioritario es descubrir si llegará el día en que los ojos de Elif no estén bañados en lágrimas porque, desde que la conocemos, la pobre criatura se ha pasado llorando el 70% del tiempo. En Madre Zeynep consiguió devolverle la sonrisa a Melek, pero ¿quién hará sonreír a Elif?

Seguro que te interesa:

El impactante cambio de look de la actriz de 'Modern Family'

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.