BETTY VE TELENOVELAS

BETTY VE TELENOVELAS

'Mi marido tiene más familia': El fenómeno Aristemo aterriza en las tardes de Nova

Hasta hace no demasiado tiempo las telenovelas tenían una estructura básica, lineal y fija: un inicio, un desarrollo cuando más enrevesado mejor y un desenlace feliz en el 99,9% de los casos. Sin embargo, parece que nuevos aires empiezan a soplar en el género y esos principios casi sagrados empiezan a no ser inquebrantables. Y posiblemente 'Mi marido tiene más familia', la nueva apuesta de Nova que puedes ver de lunes a viernes a las 18:30 horas, sea un ejemplo de estos nuevos tiempos.

Betty M. Martínez
  Madrid | 07/05/2019
Aristemo en 'Mi marido tiene más familia'
Aristemo en 'Mi marido tiene más familia' | Televisa

Segundas partes pueden ser buenas

'Mi marido tiene más familia' es la segunda parte o la continuación, como cada quien prefiera definirlo, de 'Mi marido tiene familia' y ésa es la primera cuestión que rompe con los sagrados principios del género. Las telenovelas ya no terminan con la pareja protagonista comiendo perdices, sino que seguimos siendo testigos de su vida. Podemos comprobar si fueron felices para siempre o no.

En el caso de Julieta y Robert (Juan Pablo para los Córcega), tampoco puede decirse que fuera una pareja protagonista convencional. Sus problemas no eran tanto entre ellos como de ellos (especialmente de ella) con la familia de él.

Y parece que las cosas no han cambiado demasiado. Por mucho que Julieta (Zuria Vega) nos diga eso de que "la familia es el refugio donde la vida empieza y el amor nunca termina", su relación con su suegra es, cuando menos, tirante. Julieta se esfuerza, pero parece que ambas mujeres hablen en lenguajes distintos aunque hablen el mismo idioma. Blanca quiere verlos más y Julieta siente que ya bastante tiene con encajar todas las piezas que componen el rompecabezas de su vida diaria.

Hay que reconocer que Robert y Julieta hacen auténtico encaje de bolillos para compaginar su vida profesional y personal, es decir, para conciliar. Eso sí, cuentan con la inestimable colaboración de Pili, una app que ya se merece aparecer en los títulos de crédito dado su creciente protagonismo.

Aunque tal vez Blanca prefiriese que el teléfono tuviese menos importancia y que la familia tuviese más influencia en el hogar de Robert y Julieta. La mamá suegra insiste una y otra vez en ejercer de abuela cuidando a sus nietos y liberando de presión a sus hijos. No sólo se lo ofrece a Julieta, sino también a Daniela porque duda de que sea capaz de lidiar con su hogar, su taller y el cuidado de Frida.

A Blanca le sobra buena voluntad, pero tras su generosidad también se esconde una desesperada llamada de socorro para superar el síndrome del nido vacío que se ha apoderado de ella y de Eugenio. ¿Conseguirá de objetivo de tener más presencia en el cuidado de sus nietos? ¿Logrará que Eugenio abandone el letargo que parece haberlo embargado?

En medio da organización milimétrica de Julieta y mediando entre ella y Blanca está Robert (Daniel Arenas), el mejor aliado, aunque ella olvide reconocerlo en su conferencia de mujer de éxito. Sin embargo, puede que el comodín también empiece a necesitar una Pili en su vida. Como médico necesita actualizarse, pero como marido y padre es consciente de que no le sobra ni un minuto para esa importante tarea. ¿Conseguirá encontrar tiempo para él? ¿Todos esos vaivenes les pasarán factura como pareja?

Julieta intenta ser una superwoman del siglo XXI: exitosa profesional, abnegada madre y ejemplar esposa. Por ahora parece que consigue cumplir ese triple objetivo, pero ha aparecido en el horizonte una tempestad que pone en peligro el castillo de naipes que es su cronograma diario. Y esa tempestad tiene nombre: Susana. Y apellido: Córcega. ¿Ha vuelto a encontrarse Julieta con su particular criptonita ahora que ya había aprendido a manejar a su numerosa familia política? ¿Qué pretende Susana? ¿Es así de fría o tiene algún tipo de prejuicio u objetivo con respecto a Julieta?

Los Córcega se multiplican

Pero la tempestad Susana no es la única incógnita Córcega que se nos presenta en esta nueva etapa. Y es que esta familia es una auténtica caja de sorpresas y, si no, ¿cómo definir la resurrección del abuelo Canuto? ¿O es que alguien duda de que ese misterioso caballero que ha agotado las existencias de bollos de frijoles sea el "difunto" fundador de la panadería? ¿Es una casualidad que el patriarca de los Córcega haya regresado a Oaxaca justo cuando también aparece una Córcega en la empresa de Julieta? Seamos claros: las casualidades no existen en las telenovelas. No hay que tener un máster en telenovelas para saber que Susana es una Córcega de los Córcega de toda la vida.

Teniendo eso más o menos claro, las preguntas se agolpan. ¿Fingió su muerte para engañar a todos? ¿Fue la abuela Imelda la que prefirió aparentar ser viuda a mujer abandonada? Porque también sabemos ya que Crisanta es la nueva señora Córcega. Por cierto, ver juntas en pantalla a Silvia Pinal y Carmen Salinas es toda una clase de historia de las telenovelas. El momento en el que compartan secuencia con Diana Bracho será para guardar en la memoria.

Al margen de cómo hayamos llegado hasta aquí, a partir de ahora la situación se presenta muy interesante. ¿Cuándo se descubrirá la nueva rama Córcega? ¿Cómo reaccionarán los hijos de doña Imelda? ¿Y la celosa de Crisanta? Si encajar a los miembros ya conocidos de la familia era complejo, ¿cómo serán las relaciones familiares ahora?

El fenómeno Aristemo

Y aunque aún no ha hecho acto de presencia, uno de los grandes atractivos de esta historia y otro de esos elementos que rompe con los convencionales y tradicionales contenidos de las telenovelas es Aristemo, el romance

adolescente entre Aristóteles 'Ari' Córcega (Emilio Osorio) y 'Temo' López (Joaquín Bondoni). Sabemos que existirá el romance porque ha sido tal el impacto de esta pareja que ha superado fronteras y hasta bloqueos de spoilers, pero aún hay muchas cosas que no sabemos y que queremos saber. Queremos saber cómo se conocen. Queremos saber cómo se enamoran. Queremos saber cómo se declaran. Queremos saber cómo reaccionan los Córcega a esta relación. Queremos saberlo todo de Aristemo.

Ya era hora que el colectivo LGTBI tuviera su espacio en el género y, además, ha llegado por la puerta grande porque todo indica que esta joven pareja va a ser tanto o más protagonista que los protagonistas. De hecho, su participación ha llevado a que Mi marido tiene más familia haya ganado el GLAAD Media Award a la mejor serie en español y a que se ruede ya una serie que tiene a estos dos personajes como protagonistas.

Dabriel

Pero que los nuevos personajes no nos hagan perder de vista a los viejos conocidos y, entre ellos, destaca Dabriel, la pareja formada por Daniela (Laura Vignatti) y Gabriel (José Pablo Minor), que son la antítesis a Robert y Julieta en lo que a organización se refiere. Todo lo que tienen unos de ordenados, lo tiene los otros de caóticos hasta el punto de que les cuesta hasta llenar la nevera. Tal vez deberían compartir a Pili porque en su vida las piezas no terminan de encajar. Lo intentan, ponen todo de su parte, se esfuerzan, pero hay momentos en que la casa se les viene encima, figurada y literalmente. ¿Serán capaces de mantener el rumbo?

En resumen, Mi marido tiene más familia mezcla los ingredientes de siempre (amor, conflictos, secretos) con nuevos condimentos que consiguen darle otro sabor con el que sorprende a los espectadores de toda la vida, pero que también conquista a aquellos que nunca vieron una telenovela. Las telenovelas latinas regresan a Nova pisando muy fuerte.

Seguro que te interesa:

La trágica teoría de 'Juego de Tronos' sobre el final de Jon y Daenerys

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.