Robert Kirkman aseguró en una conferencia en la Feria South by Southwest que, no sólo el spin off será una precuela de 'The Walking Dead', sino que además no tendrá nada que ver con los cómics.

Kirkman explicó que el objetivo de la precuela es "expandir este mundo y mostrar otro rincón de Estados Unidos y que está ocurriendo allí".

Sin embargo, aunque el spin off comience antes que 'The Walking Dead' en el tiempo, no toda la serie tendrá lugar antes y cabría la posibilidad que "al final ambas producciones transcurrieran al mismo tiempo", tal como añadió el creador.

Lo que quedó claro es que la nueva serie no guardará ninguna relación con 'The Walking Dead' aunque según Kirkman podría tener algún punto en común con la serie original, de tal modo que dejarían la puerta abierta a posibles crossovers entre ambas series.

Kirkman insistió en la independencia de ambas series de forma que una se podría ver sin haber seguido la otra y no perderse en ningún momento. Así lo aclaró el productor que explicó que la nueva serie "se sostiene por sí misma. Tu puedes verla en solitario y tener tu propia experiencia. Pero si estás viendo ambas series hay cosas como 'Oh, ellos descubren esto o ellos descubren aquello de una manera diferente'".

"Habrá muchas cosas sobre el mundo de 'The Walking Dead' que estos personajes van a tener que descubrir o averiguar. Y habrán cosas que se descubrirán en la serie compañera que aún no se han desvelado en la otra ficción", continuó Kirkman.

El spin off, del que todavía no se conoce el nombre, ha renovado por dos temporadas antes incluso de su estreno, que está previsto para finales del próximo verano.

La nueva serie se centrará en los Tompkins, una familia poco convencional que estará encarnada por Cliff Curtis, Kim Dickens, Frank Dilane y Alycia Debnam Carey.