ObjetivoTV » Actualidad » Internacional

Un año después del final de la serie

Un miembro de 'Crónicas vampíricas' relata los abusos que sufrió en el set de rodaje

'Crónicas vampíricas' llegó a su fin hace exactamente un año y ahora un miembro del equipo ha decidido confesar los abusos de poder que vivió en el set de rodaje. Julie Plec, productora ejecutiva de la serie protagonizada por Nina Dobrev, Ian Somerhalder y Paul Wesley, decidió despedir al responsable.

'The Vampire Diaries'

The CW 'The Vampire Diaries'

Publicidad

Elisabeth Finch, guionista de 'Crónicas vampíricas', ha escrito una columna en The Hollywood Reporter detallando los abusos de poder que había en el set de rodaje de la serie de The CW. Finch describe un momento del rodaje en el que uno de los actores no estaba en el set para su escena y como productora al cargo, su misión es avisar al director (cuyo nombre no menciona) de que falta un actor.

Según explica, al decírselo, el hombre en cuestión la miró con ira y soltó: "Si quisiera hablar con una puta agobiante, me iría a casa con mi mujer". Después, le acarició la mejilla y la pellizcó: "Pídele a su asistente que invite al actor que faltaba al set", explica, "y se rió diciendo 'cualquier cosa para nuestra Finchie'. Y yo me reí de vuelta".

"Me reí con sus bromas lascivas sobre los cuerpos de las actrices, con sus largos abrazos y sus manos sudadas en mi nuca, dándome masajes que no quiero pero los permito igualmente", recuerda Finch en el artículo. Además, la guionista explica por qué consentía situaciones con las que no estaba cómoda, mientras se convencía a sí misma de que "otras personas lo tienen peor", porque "me he dejado el culo para conseguir este trabajo. No quiero perderlo. Así que me callo".

Finch menciona a Julie Plec, productora de la serie, como la responsable de terminar con la situación de abuso. Según explica, el último día de rodaje le contó por encima lo sucedido durante las grabaciones y Plec reaccionó inmediatamente: "Me dijo que me equivocaba. Que mi trabajo no era tragármelo y fingir que todo va bien". El director no volvió a trabajar en 'Crónicas vampíricas' y Julie Plec invitó a la guionista a volver para la siguiente temporada de la ficción.

Finch explica que sufrió más situaciones como esta en la ficción: "Me llamó puta en más de una ocasión, (puso) su mano en mi muslo mientras me decía que mejoraría mucho como escritora si tuviera más 'experiencia vital'". Pero con contarle uno de estos encontronazos a Plec, fue suficiente: "una vez fue suficiente, una mujer fue suficiente".

Para la guionista, la solución a estos abusos de poder "no es sólo poner a más mujeres en altos cargos", sino conseguir que cualquier persona con un alto cargo se implique para acabar con estas situaciones, independientemente de su género. "Sin el compromiso de los hombres de examinar sus propios comportamientos. ¿Cómo de lejos vamos a llegar? Julie no necesita ser una mujer para priorizar la seguridad de sus empleados por encima del ego de cualquier hombre".

Publicidad