Ian Somerhalder ha estrenado serie en Netflix, 'V-Wars', y los fans de 'Crónicas Vampíricas' pueden ver al actor meterse de nuevo de lleno en el mundo vampírico, aunque esta vez desde el otro bando.

La mujer del actor, la también actriz Nikki Reed, ha sido clave en el proceso de Somerhalder en la serie, como él mismo ha reconocido a Fox News. Y es que indudablemente surgió la reticencia de hacer otra serie de vampiros.

"Mi mujer me recordó que haber hecho 172 episodios de 'Crónicas Vampíricas' me daba un poco de conocimiento del género. Me encanta este género. Sé mucho sobre él, y podía utilizar esas habilidades que aprendí en 'Crónicas' y retarme aún más en 'V-Wars' a hacer una interpretación con más peso".

Los fans de la pareja se quedaron alucinados con la aparición de Nikki Reed en la serie, pues ambos lo habían mantenido en secreto. Sin embargo, la actriz no quería ser la esposa de Ian.

"Al principio, los productores querían que hiciese de mi mujer, y ella dijo, "gracias pero no", ella quería hacer algo más inesperado, y lo hizo genial. Ahora es una diseñadora de joyas muy conocida, y ha creado una increíble compañía sostenible. Así que verla venir ultra-preparada... dándole el pecho a nuestro bebé, haciendo escenas y llamadas de trabajo, construyendo la compañía, dejarlo, venir al ser, hacer una interpretación poderosa y llena de matices, darle a todo el mundo un abrazo e irse... me quedaba en plan, 'Wow, ¿qué ha sido eso?'".

"Estamos muy agradecidos de que nos haya hecho este gran favor. Ha sido increíble verla en el set porque ella es tan amorosa en la vida, y nuestros personajes están un poco uno contra otro. Ha sido una experiencia maravillosa".

· · ·

Seguro que te interesa

Ian Somerhalder ('Crónicas Vampíricas') confiesa lo que de verdad piensa de Damon Salvatore: "Era un maníaco gilipollas"