En la 63 edición de los Emmy vimos a hombres para todos los gustos. Había algunos que no soltaban de sus novias, como Jon Hamm, otros como Ty Burrell no se separaba de su Emmy... Sin embargo, a pesar de estos detalles, todos pasaron por la alfombra roja y posaron.

El esmoquin fue la prenda que triunfó entre los asistentes del género masculino. Ashton Kutcher fue una de las excepciones, lució de riguroso negro. 

Pero también, hubieron muchas sorpresas más. Kyle Chandler dejó compuesto y sin premio a Jon Hamm que era el preferido para optar a mejor actor dramático. Algunas predicciones sí se cumpliero. Martin Scorsese se llevó el Emmy a mejor dirección. sin embargo, la triunfadora de la noche fue la serie Modern Family. Ty Burrell ganó el premio a mejor actor secundario de comedia.

Pero, sin duda, lo más sorprendente fue que Charlie Sheen y Ashton Kutcher se desearon mutuamente suerte para sus nuevos proyectos y dejaron constancia de su fugaz encuentro con una fotografía. 

Charlie Sheen volvió a reencontrarse con sus ex compañeros de Dos Hombres y Medio y pudimos verlo hablar con ellos.

Jim Parsons repitió por segundo año consecutivo como ganador del Emmy al mejor actor de comedia. El actor de The Big Bang Theory no se separó de su galardón. Hugh Laurie fue el 'doctor' más elegante de toda la ceremonia. No se llevó el premio como mejor actor dramático, pero nos sorprendió cuando posó en la alfombra roja.