EVITA EL "¿CUÁNDO LLEGAMOS?"

Estos son los recursos que te harán el trayecto más corto si viajas con niños

Si tienes previsto un viaje para este puente o estas Navidades con toda la familia y temes las constantes preguntas de los niños con el manido “¿cuánto falta?” o que se peleen entre ellos, en este artículo compartimos algunos trucos para tenerlos entretenidos y que el trayecto no se te haga eterno.

Publicidad

STORIES

Cuando en el calendario hay un puente o una fecha señalada y tienes previsto emprender un viaje para ver a la familia o hacer turismo, hay veces que preparar las maletas, pensar en la caravana que te puedes encontrar o el precio de los billetes de avión se convierte en la menor de las preocupaciones.

Si tienes niños y debes viajar con ellos, cómo entretenerlos para que no den la lata durante todo el viaje es un tema a resolver semanas antes. Hay familias que deciden viajar de noche para que los niños duerman; otras invierten en tablets y cascos para que cada uno vea sus dibujos o películas favoritas; incluso hay familias dispuestas a sacrificar sus gustos musicales para tener en modo repetición el cantajuegos.

Si ninguna de estas opciones te acaban de convencer y estás buscando recursos alternativos para tener entretenidos a los niños durante tu próximo viaje, en NovaMás te damos algunas ideas para que las apliques y se te haga el viaje más corto. ¡No te las pierdas!

Estuche de juegos compactos

Una de las complicaciones del viaje es que no se llene todo el espacio de juguetes o piezas. Para evitarlo puedes adquirir una caja de plástico de pequeñas dimensiones -o un táper grande que tengas por casa- y poner dentro estuches más pequeños que contengan diferentes juegos para conseguir que esté todo ordenado y quede todo recogido.

Otro de los hándicaps es que en muchos juegos es necesaria alguna superficie para poder distribuir el material. Uno de los trucos de viaje es que sustituyas la mesa que suela usar en casa por una bandeja grande. Se la puede poner sobre las rodillas y tendrá todo el material al alcance.

Piezas de madera

Los puzzles de madera a base de piezas desestructuradas pueden ser una solución entretenida para que los más pequeños pasen un rato intentando que vuelvan a encajar en el marco en el que vienen o que echen mano de la imaginación para crear nuevas formas.

Reproducción de letras, números o figuras

Preparar con antelación fichas de letras, números o figuras para que puedan reproducirlas puede ser una opción muy buena para que, además de entretenerlos, practiquen la lectoescritura.

En el mercado puedes encontrar pequeñas láminas que funcionan como pizarras de borrado en seco para que con un rotulador de pizarra blanca puedan crear y borrar en un espacio reducido.

Aunque también puedes decantarte por materiales para que reproduzcan tus propuestas a través de la manipulación, como pueden ser pequeñas bolas de fieltro, plastilina, etcétera.

Ceras y dibujos para colorear

En un pequeño estuche puedes introducir algunos colores y una pequeña libreta para que den rienda suelta a su imaginación. También puedes incorporar láminas impresas con sus dibujos preferidos para que las coloreen.

Para animarles a que dediquen un rato a esta tarea, puedes proponerles hacer una carpeta de los dibujos de cada viaje para que tengan un recuerdo más de la escapada.

Rompecabezas de cartón

Si les gustan los puzzles de cartón puedes guardarlos desmontados en pequeñas bolsas herméticas para que ocupen menos espacio junto a una foto polaroid del rompecabezas formado para que tengan una guía.

De este modo te ahorras las cajas voluminosas de cada uno y sigues teniendo los puzzles separados para que no se mezclen las piezas.

Haz partícipe al paisaje

Hay personas que tienen tendencia a marearse en los automóviles si se concentran en mirar un punto fijo mientras están en movimiento. Si es el caso de tu peque puedes alternar los juegos que necesitan fijar la mirada con otros que requieran mirar por la ventana para que su cerebro desconecte.

Puedes echar mano de los tradicionales juegos de encadenar palabras -y potenciar su vocabulario-, de sumar matrículas -y entrenar el cálculo mental-, de jugar a las adivinanzas, al "veo, veo", o ser más innovador y montar una especie de "bingo viajero".

Prepara una lámina con pequeños iconos de los objetos, elementos y animales que se puedan localizar por la ventana del coche mientras viajas para que el niño esté atento al exterior del vehículo y cada vez que observe uno de ellos los marque con una cruz.

Novamas » Vida

Publicidad