Las medias son una prenda básica para la mayoría de mujeres. Sin embargo, también se caracterizan por ser una de las que más nos vemos obligadas a reponer. Generalmente están compuestas de un material muy frágil que se rompe con el mínimo roce o contacto. También es muy fácil que se enganchen con otra prenda durante los lavados, provocando en muchas ocasiones algún agujero.

¿Significa eso que es inevitable que tengamos que comprar nuevas medias una y otra vez? ¿Existe alguna manera fiable de evitar las roturas y las carreras? En absoluto: existen diferentes métodos para prevenir que se estropeen y conseguir así que duren más tiempo en el armario.

¿Cuál es la clave? Uno de los factores más importantes es colocártelas bien. Si eres de las que se ponen los panties de cualquier manera, estás aumentando las probabilidades de que se produzca una rotura que te obligue a tener que comprar unas nuevas. En el tutorial superior te contamos la forma idónea para que nunca te rompas las medias al colocártelas mientras te estás vistiendo.

Por otra parte, es posible preservarlas mejor con métodos de lavado que no dañen el material de las medias. Dependiendo de la forma en la que las laves, podrías estar corriendo el riesgo de que se te haga un agujero o una carrera. Del mismo modo, determinados productos caseros pueden contribuir a conservarlas mejor y a que se produzcan menos roturas con el uso.

No te resignes a tener que cambiar de medias cada dos por tres y trata de aplicar todos los trucos del tutorial en tu día a día. De esta manera, conseguirás evitar que se te vuelvan a estropear con el mínimo roce o con los lavados de la lavadora. Te animamos a que pruebes nuestros consejos y compruebes tú misma su efectividad.