He trabajado como dependienta mucho tiempo y, debo confesaros, que cada año he visto a la gente cometer los mismos errores una y otra vez. Desde el otro lado de la caja tenemos una concepción diferente de las ofertas y las promociones.

En este artículo me he propuesto revelaros todos los secretos del mundo textil para que, esta vez sí, no volváis a morder el anzuelo de las tiendas y consigas sacarle el máximo partido a las rebajas de verano.

Corre que la ropa vuela

Vamos a sincerarnos, los primeros días rebajamos toda la tienda, incluida la última temporada, pero estas prendas están muy solicitadas y se suelen agotar la primera semana. Cuando se acaba la colección primavera-verano actual, sacamos viejas glorias del almacén. Lo más común es recurrir a colecciones primavera-verano de otras temporadas. Si quieres pillar las tendencias, no lo dejes pasar: preséntate el primer día y bien temprano en la puerta de tu tienda favorita o, por el contrario, te venderán pitillo por campana.

No te dejes de engañar por los carteles, compara los precios | Flickr

Cuidado con los carteles de precios

En las tiendas sabemos que os gusta buscar en los montones. Un cartel de todo a 5,95, por ejemplo, es un imán para miradas indiscretas en busca de una ganga. Es verdad que a veces la rebaja es considerable; pero, siento comunicarte, que en la mayoría de los casos apenas ahorras dos euros. Si lo que buscas es un buen descuento, compara el antes y el después y no te fíes de los carteles engañosos.

Organización, lo más importante

Ir de compras, y más si de por medio hay rebajas, despierta emociones muy intensas. Cuando entras en una tienda, de repente, te invade la sensación de que necesitas absolutamente todo lo que hay expuesto. Como está rebajado ¿Por qué no darte unos cuantos caprichitos? No. No lo hagas, es un gran error.

Antes de salir de casa abre tu armario, utiliza la aplicación de notas de tu Smartphone y apunta todas las prendas que realmente necesitas. Después, establece un presupuesto. Créeme que tener un tope, aunque luego no lo cumplas, es fundamental. Cuando entres en la tienda, ve directa a la sección donde se encuentran las prendas de la lista y, una vez hayas suplido tus necesidades, si aún te queda presupuesto, date un capricho.

Pruébate la ropa antes de pagar ¡Siempre! | Pixabay

¡Pruébate! No tengas pereza

Vas con prisa, quieres ir a muchas tiendas y no te apetece nada entrar al probador. Lo sabemos, al igual que sabemos que “si no me queda bien lo devuelvo” se suele convertir en “por lo que me ha costado, lo guardo por si acaso”. Al final nos acabamos gastando una gran parte del presupuesto en prendas que sólo acumulan espacio en el armario, por eso, aunque no te apetezca vestirte y desvestirte 10 veces en una mañana, y si de verdad quieres sacarle el máximo partido a las rebajas, te toca pasar por probador.

Pregúntanos, estamos aquí para algo

Como ya supones, pero por si acaso te confirmo, todas las tiendas tienen un almacén donde guardamos más tallas y modelos. Si da la casualidad que la falda que te ha enamorado no es de tu talla, puede que tengamos más en el almacén y, si te atiende una dependienta simpática, puede incluso que te muestre modelos parecidos que todavía no están expuestos en tiendo. Eso sí, se agradable y pregunta con educación, nosotras también vivimos las rebajas de manera muy intensa.

No te fijes en las prendas de nueva colección: directa a las rebajas | Flickr

La nueva colección está prohibida

Más que prendas rebajadas, a las empresas les interesa que compres productos de nueva colección. Por ese motivo, los estantes donde se muestra la ropa de precio completo están siempre impecables.

No te dejes engañar y busca a fondo entre los carritos de rebajas, bajo montañas de prendas desfasadas te prometo que existen colecciones que siguen estando a la última, y a la mitad de precio que las que está perfectamente plegadas en el estante de al lado.

No te cierres puertas

Sé que es verano y que no te apetece comprarte una parca, pero no deberías cerrar ninguna puerta. En las rebajas de verano nos interesa vender a cualquier precio la colección de invierno de este año ¡Aprovecha!

El otoño y el invierno, quieras o no, va a llegar, y los abrigos, jerséis o botas no suelen variar mucho de una temporada a otra. Estos artículos suelen ser los más caros y, por experiencia propia, te aseguro que no es difícil encontrarlos con un 70% de descuento.

Espero que estos consejos te sirvan de utilidad y que consigas, de una vez por todas, exprimir al máximo estas rebajas. Buena suerte y… ¡Qué comiencen los juegos del hambre!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El truco definitivo para que no se te arrugue la ropa en la maleta

Trucos para que la ropa interior y tus prendas no dejen marca