Novalife » Útil para ti

COMO NUEVO

Cómo arreglar un sofá arañado por un gato o un perro

Toda persona que tenga una mascota sabe que si tienen uñas afiladas puede dañarnos los muebles. Te decimos cómo arreglarlos.

Publicidad

Aunque los gatos cuentan con lugares para dormir, siempre sienten fijación por algunos de nuestros muebles para jugar. Esto puede provocar arañazos o incluso rayaduras en nuestro sofá. En el video te mostramos los trucos para saber cómo arreglarlos.

Si el sofá es de tela

Si contamos con un sillón de tela, arreglarlo será mucho más fácil. Debemos introducir los hilos colgantes en una aguja y volver a coserlos por la parte interior del sofá hasta que ya no sean visibles. Realizando este truco conseguiremos que el sofá quede con un resultado similar al original.

Si es de piel o cuero

Al tratarse de este material, la tarea va a ser un poco más complicada, pero no imposible. Si el daño no es muy grande debemos retirar el restante de piel con una navaja o cuchilla de afeitar. Una vez hecho esto, debemos lijar muy suavemente la superficie afectada y a continuación limpiar el mueble con un reparador de pieles y dejar que la zona absorba el producto.

Para evitar que nos volvamos a llevar un susto por nuestras mascotas, podemos encontrar rascadores para gatos de muchos tipos. Gracias a estos utensilios, nuestra mascota tendrá un espacio para jugar y no mostrará interés en arañar nuestro mobiliario.

Si por el contrario nuestra mascota no muestra interés en el rascador, otra de las soluciones más eficientes es comprar un repelente y aplicarlo directamente en la parte del mueble que no queremos que el gato dañe. Tampoco debemos olvidar el cuidado de las uñas de la mascota, ya que manteniéndolas cortadas no tiene por qué arañar en exceso nuestro mobiliario. Si es necesario podemos limarlas cada semana.

Seguro que también te interesa:

¿Es peligroso dormir con las mascotas en la cama?

Cómo eliminar el olor de las mascotas en tu casa

Publicidad