Novalife » Útil para ti

SALUD CANINA

Mi perro se rasca como un condenado, ¿qué le pasa?

Aunque pueda parecer una situación especial, por desgracia es muy frecuente llegada la primavera y aquí vamos a explicar cuáles pueden ser los principales motivos.

Perro

iStock Perro

Publicidad

Todo el que tiene perro sabe que a veces necesita rascarse. Entra dentro de lo habitual y no hay que darle mayor importancia, pero una noche le oyes que se pasa tres horas seguidas con ese pedaleo insufrible que parece va a desencajar los ladrillos de la casa y te das cuenta de que ya no parece tan normal su comportamiento.

Aunque pueda parecer una situación especial, por desgracia es muy frecuente con la llegada la primavera y aquí vamos a explicar cuáles pueden ser los principales motivos.

Con la llegada de los días soleados empiezan a florecer todo tipo de árboles y plantas y con ellas llegan los temidos pólenes. Sí. A nuestras mascotas también les afectan. Muchos propietarios creen que son enfermedades inventadas o extrapoladas de humana y que los animales son resistentes a esos agentes porque ¨si vivieran en la calle, no podrían ser alérgicos¨. Claramente en la misma frase se encuentra la respuesta: Ya no viven en la calle y aunque su evolución ha hecho que se adapten a nuestras costumbres y modo de vida, también ha conseguido que pierdan determinadas resistencias en su piel y pelo que antaño poseían.

Dicho esto, hay que aclarar que, aunque todo perro puede desarrollar una alergia a lo largo de su vida, hay determinadas razas que están mucho más predispuestas genéticamente. Nuestra estrella en este ranquin es el West Highland White Terry o comúnmente conocido como Westy, aunque no es el único ya que otras razas más robustas están casi al mismo nivel de sensibilidad ambiental por difícil de creer que sea. Nuestros queridos Labradores o Pastores Alemanes no les hacen de menos.

¿Y qué síntomas puedo ver en mi perro si es alérgico?

Normalmente comienza con alguna zona más enrojecida en la piel, en las ingles, axilas o vientre ya que por ahí el pelo es mas suave y está la piel más expuesta. En cuestión de días empiezan a tener inflamadas y calientes las orejas y los párpados pueden empezar a perder el pelo. El lamido constante de las pezuñas también llama mucho la atención.

Perro que se rasca | iStock

Una constante que siempre nos comentan los propietarios es que de la noche a la mañana sólo piensan en rascarse y que hay pelo por toda la casa por más que se barra o se pase el aspirador.

La conjuntivitis y descarga nasal no siempre ocurre y cuando aparece suele e ir acompañada de toses y algún estornudo. Según cada caso, necesitarán una serie de pruebas y tratamientos diferentes, ya que no siempre que se rascan es por alergia.

Tenemos que descartar que no haya parásitos en la piel que sean los causantes de ese picor y asegurarnos que estamos poniendo antiparasitarios adecuados desde que comienza la temporada y según el tiempo establecido de cada producto.

Por otro lado, una espiga o tierra dentro del conducto auditivo puede provocar una intensidad de rascado igual o mayor que cualquier alergia. En nuestros queridos mininos, que en cuanto a alergias ambientales parecen más resistentes, son muy sensibles, sin embargo, a los ácaros en los oídos.

No todas las alergias son a factores ambientales y por desgracia cada día son más frecuentes los animales que a lo largo de su vida se sensibilizan a algún alimento y comienzan con trastornos digestivos inespecíficos y picores. Hoy en día, realizando las pruebas correspondientes, podemos identificar la causa y estableces la dieta correcta y solucionar así su malestar.

Por último, hay factores hormonales que hacen que pierdan pelo de manera muy llamativa, dejando zonas con alopecia total y cambios en la coloración de la piel. La carencia de hormonas tiroideas o adrenales pueden parecer en un inicio alergias y hacen complicado su diagnóstico, por lo que cada caso debe evaluarse en profundidad y no siempre la solución es tan fácil como dar una pastilla o lavar con un champú especial.

Es importante acudir al veterinario cuando notamos algún comportamiento diferente en nuestra mascota ya que por mucho que a nuestro vecino ¨le pasó lo mismo y se solucionó con un bañito¨, podemos encontrarnos que nuestro caso es más grave y nuestro mejor amigo necesita un tratamiento totalmente diferente.

Publicidad