Novalife » Útil para ti

MEDIDAS DE SEGURIDAD POR LA COVID-19

En qué debemos fijarnos para saber si una mascarilla nos protege

Debido a la pandemia de coronavirus, muchos países han aplicado diferentes medidas para frenar los contagios. Una de ellas es el uso de mascarillas. No obstante, no todas las que se venden son totalmente eficaces.

Publicidad

Desde finales del año 2019, el virus SARS-CoV-2 se ha extendido por todo el mudo causando millones de muertes. Esta pandemia ha ocasionado que países de todo el globo hayan tenido que tomar medidas diferentes para frenar los contagios y reducir el número de personas afectadas por esta enfermedad. Una de las medidas más populares es el uso de mascarillas. No obstante, no todas son lo suficientemente efectivas.

Las mascarillas son un tipo de protección facial creada para colocarla sobre la nariz y la boca y así evitar que las gotículas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o espira sean transmitidas por el aire. Las mascarillas actúan como barreras protectoras. Nos permiten respirar con normalidad a la vez que evitan la proliferación de microorganismos patógenos.

Cuando salimos a la calle, es normal ver todo tipo de mascarillas. Algunos las prefieren quirúrgicas, otras del tipo FFP1 o FFP2 y otras personas se decantan por las de tela. Pero, ¿son todas ellas efectivas? ¿En qué debo fijarme a la hora de comprarme una mascarilla? Para responder a estas preguntas el Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía titulada ‘¿Qué debes tener en cuenta al comprar una mascarilla?

Mascarillas higiénicas

Las mascarillas higiénicas son las recomendadas para las personas sanas. No son un producto sanitario, por lo que pueden adquirirse en cualquier establecimiento, y pueden ser o no reutilizables. Es el fabricante quien debe apuntar en el etiquetado si pueden usarse más de una vez. Del mismo modo, si pueden reutilizarse, debería añadirse el número de lavados que el tejido resiste sin perder su eficacia como mascarilla.

Si quieres comprar una mascarilla higiénica, además, debes asegurarte de que esta cumpla con los estándares de calidad de la Asociación Española de Normalización (UNE). Para ello, en la etiqueta debe señalarse que la mascarilla cumple con la Especificación UNE 0065 o 0064.

Por otro lado, se recomienda que este tipo de mascarillas posean una eficacia de filtración bacteriana (EFB) igual o superior al 95%, en el caso de que sean de un solo uso, o igual o superior al 90% en el caso de las reutilizables. Esto también debe indicarse en la etiqueta.

Mascarillas quirúrgicas

Las mascarillas quirúrgicas son quizás las de uso más extendido. Su objetivo es evitar que el personal sanitario y los pacientes infectados (o sospechosos de estarlo) transmitan agentes infecciosos, por lo que sí son material sanitario. Este tipo de mascarillas puede adquirirse en cualquier tipo de establecimiento siempre y cuando estén correctamente empaquetadas. Solo las farmacias tienen autorización para venderlas de forma individual y sin envasar.

Este tipo de mascarillas son de un solo uso y se recomienda cambiarlas cada 4 horas, ya que la humedad hace que pierdan eficacia.

Para comprobar si las mascarillas quirúrgicas que estamos comprando son eficaces, debemos prestar atención a su etiquetado. En él debe incluirse la referencia a la norma UNE EN 14683, que asegura el cumplimiento de un estándar de calidad. Además, debemos prestar atención al marcado CE, que asegura que el producto cumple con la legislación. Por último, debemos ver si estas mascarillas son de tipo I o de tipo II, lo cual depende de su Eficacia de Filtración Bacteriana. Las de tipo II pueden resistir también salpicaduras de diferentes tipos de líquidos biológicos.

Mascarillas EPI (FFP1, FFP2 y FFP3)

Las mascarillas EPI (Equipos de Protección Individual) son utilizadas por el personal sanitario para crear una barrera entre un riesgo potencial y el usuario. Sin embargo, también están recomendadas para grupos vulnerables y actualmente es muy frecuente verlas por la calle en prácticamente cualquier contexto, y no solo en centros de salud u hospitales.

Este tipo de protección también es desechable y no debemos usarla durante más de 4 horas seguidas. En el caso de que se humedezcan o ensucien, es indispensable que la reemplacemos por una nueva. Pueden ser adquiridas en farmacias, en grandes superficies y en establecimientos especializados.

Según su eficacia de filtración pueden ser de tres tipos: FFP1, FFP2, y FFP3. A la hora de comprarlas debemos fijarnos bien en su etiquetado. En él debe especificarse el marcado CE, seguido de cuatro números, la referencia a la norma UNE EN-149 que asegura el cumplimiento de un estándar de calidad, el marcaje NR, que indica que el producto es No Reutilizable, o el marcaje R, que indica lo contrario, que es Reutilizable. Por último, debe indicarse el tipo de mascarilla (FFP1, FFP2 y FFP3) y su filtro (P1, P2 y P3).

Publicidad