Es muy desagradable

Es muy desagradable

Cómo eliminar el olor a humedad de la ropa

Toallas, trapos, incluso el resto de la ropa pueden llegar a tener un olor a humedad que es absolutamente desagradable y que en ocasiones es difícil de eliminar. No sólo hablamos de bacterias que pueden aparecer, restos de fluidos… también hay que cambiar los hábitos a la hora de lavar, porque puede que ahí resida la clave; o incluso revisar la lavadora, ventilar los armarios…

Seguro que te interesa

Las toallas son el principal foco de olor a humedad en muchísimas casas. Bien porque no se secan bien, bien porque se tarda mucho en lavarlas, las toallas son el lugar ideal donde las bacterias campan, y si no se secan a la perfección, y no se lavan a menudo, tendrás un caldo de cultivo perfecto para que el olor no se vaya. Intenta lavar las toallas cada dos o tres días. Aprovecha el sol para secarlas, totalmente extendidas si puedes. Nada mejor que el astro rey para eliminar la humedad. No olvides que a veces la lavadora puede estar muy llena, y no lavarse bien, e incluso puede estar sucia y depositar en las toallas otros restos de suciedad que pueden hacer que el olor se incremente.

Los paños de cocina, los trapos que tenemos por toda la cocina para limpiar algo que cae, secarnos las manos muy mojadas, incluso sucias, son otro de los focos de bacterias más comunes. A veces el error está en no dejar que se sequen bien, e incluso echarlos al cesto de la ropa mojados sin estirar. Si las toallas de cuerpo te recomendábamos lavarlas cada dos o tres días, con los paños de cocina debes hacerlo casi cada día para evitar esos malos olores, y que aparezcan incluso (aun estando limpios, como manchas de humedad).

Tenderero | iStock

La lavadora, el origen de los olores puede venir de aquí. Lavadoras muy llenas, dejar pasar demasiado tiempo desde que termina la lavadora hasta que tiendes, son algunos de los gestos que debes eliminar para que la ropa no huela a humedad. Si no puedes tender al sol, busca otras fuentes de calor, ya sea un tendedero eléctrico, tender cerca de un radiador, e incluso utilizar el secador en ocasiones si es algo pequeño. No es lo ideal, pero es una ayuda. Que las prendas se ventilen es clave, aunque no tengas sol, pero si vives en una localidad con humedad, parques naturales, ríos cercanos, debes saber que algo de humedad está en el ambiente, e igual que afecta a algunas alergias, puede afectar a tu ropa.

El armario: a veces no es ni el sol, ni la lavadora, el armario es el origen de la humedad. Si no ventilas correctamente la habitación, si el armario hace mucho tiempo que no lo limpias, es posible que debas vigilar ese punto. Hay armarios empotrados que tienen filtraciones de aire si están pegados a paredes a la calle, puede que sea una vía. Es recomendable que abras el armario y las ventanas, y dejes que entre el calor.

Trucos caseros: añadir vinagre, el de siempre, no el Módena, a la lavadora, puede eliminar el olor a humedad de la ropa. Lo echas junto al detergente. Incluso puedes añadir sólo un vasito de vinagre si la ropa huele mucho, como el caso de las toallas o los trapos de cocina. También puedes añadir bicarbonato de sodio, actúa como si fuera un desodorante para la ropa, y se disolverá durante el lavado. Hay quien opta por las dos opciones, vinagre y bicarbonato si el olor a humedad es muy intenso.

Laura Martín (@Laura_Publisher) | Madrid | 20/03/2019

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.