Las pulseras, los colgantes o los anillos son complementos que solemos utilizar para acompañar todo el conjunto y que aportan un toque diferente al look, un buen vestido no sería nada sin un colgante o pulsera que lo acompañe. Sin embargo, como todo lo que usamos con frecuencia, se acaban rompiendo y el enganche es uno de los principales elementos que hacen que dejemos de usar uno de estos complementos.

Puede ser que la pulsera o colgante se nos enganche con algo y al tirar acabemos rompiéndolo. Que estos complementos se enganchen o enreden con algo no es nada inusual, ya que al estar colgando es más fácil que rocen con otras cosas.

Además, cuando los broches se rompen solemos optar por dejar la pulsera o colgante olvidada en el joyero, a la espera de ser arreglada, aunque al final nunca lo hacemos y optamos por dejar de usar estos complementos definitivamente. Sin embargo, si lo que se te ha roto es tu pulsera o colgante favoritos, uno con mucho valor sentimental o que te ha costado mucho dinero, te fastidia aún más no volver a usarlo.

Por eso, para que no tengas que renunciar a utilizar tus complementos favoritos a pesar de que se te hayan desmembrado en varias partes, te mostramos un sencillo truco para arreglarlo.

En este vídeo te explicamos cómo arreglar los enganches de las pulseras o colgantes de una forma sencilla, lo único que necesitarás será una argolla, el resto te lo mostramos en el vídeo paso a paso. Este truco te servirá tanto para pulsaras o colgantes pequeños y finos como para los más gruesos.