¿Alguna vez se te han mojado los zapatos y a la hora de volvértelos a poner has notado que siguen húmedos? Cuando tienes otras alternativas, no pasa nada. Pero, ¿y si necesitas, por el motivo que sea, ponerte los mismos al día siguiente, a pesar de que las horas que quedan para que tengas que volver a salir de casa no son suficientes para que se sequen? En Nova Life te contamos en un tutorial en vídeo un truco para que, si te encuentras en esa situación, sepas cómo salir del apuro, secando tus zapatos de una forma fácil y rápida.

Botas más o menos arregladas, zapatillas, zapatos de tacón, mocasines, botines… El calzado en invierno da mucho juego. Además, cada año cambia la moda y se llevan distintos estilos, por lo que el abanico de opciones para elegir con qué combinar la ropa y rematar el look, es bastante amplio.

Sin embargo, de poco sirve esto si al salir a la calle te pilla el diluvio universal más inesperado de la historia. ¿qué haces si te cae un chaparrón, o pisas un charco, o en la acera de una calle te salpica un coche que pasa por al lado? Pueden pasar muchas cosas en los días lluviosos, y a no ser que lleves botas de agua, estás jugando con una ruleta rusa.

Probablemente te hayas visto en algún apuro del estilo y hayas sufrido esa sensación incómoda de ir con el pie mojado durante horas hasta que por fin puedes llegar a casa y cambiarte los zapatos. Por ello, deberías saber que existe un truco para que tus zapatos se sequen durante la noche y puedas usarlos al día siguiente. Para ello sólo vas a necesitar una cosa más además de tus zapatos. Te lo explicamos en el vídeo tutorial.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El secreto para que tus zapatos de tela no se mojen con la lluvia

Cómo evitar el pelo encrespado en días de lluvia

Truco infalible para limpiar los zapatos de ante