Novalife » Sexualidad

PRINGUE CORPORAL

Estos son los mejores juegos sexuales para el verano

Desde echarse champán por encima a comprar un kit de masaje cuerpo a cuerpo, con mucho aceite y sábanas impermeables, todo vale en verano. Además, en el vídeo te contamos algunas posturas ideales para esta época del año.

Publicidad

Una de las ideas que puede apetecer en una noche especial, como por ejemplo, la de Nochevieja, es acabar derramando el champán sobre el cuerpo de la pareja y hacer el amor empapados en burbujas. Así dicho puede parecer de lo más sugerente. Pero cuando la temperatura no acompaña, quedarse húmedos, pegajosos y empapados, más que un super orgasmo puede traer un catarrazo para los Reyes Magos.

Hay juegos sexuales que se disfrutan mucho más cuando van acorde con el momento y la temperatura. Y ahora que el calor es el pan nuestro de cada día, puede que sea el mejor momento para probar este tipo de juegos de “pringue corporal”. Poniéndonos técnicos, hablaríamos de hacer un check en nuestra lista de juegos sexuales pendientes al ‘sploshing’. Es decir, esa práctica sexual que se basa en esparcir sobre la pareja alimentos, bebidas o cualquier sustancia líquida, mientras se realiza el acto sexual. Desde las burbujas del champán o de un vaso de soda, pasando por el sirope de chocolate, hasta los típicos cubitos de hielo. Es decir, practicar literalmente el sexo más sucio.

“Esta es una práctica de vieja data que trae diversas tentaciones y placer a todos los sentidos. Además, invita luego a tomar una ducha fría para lavarnos o a la piscina para refrescarnos y seguir el juego”, apunta la sexóloga Norma Bejarano.

Más allá de la erótica del pringue, lo que la sexóloga destaca es que se trata de una práctica sexual que ayuda a fomentar y trabajar la creatividad erótica. “Al deseo le encanta esto, colonizar territorios novedosos”.

Como todo, este tipo de práctica puede hacerse de forma casera o buscando herramientas más profesionales. Podemos probar a buscar en el frigorífico elementos que resulten divertidos, que no nos vayan a ocasionar ningún daño, ni reacción alérgica, y que al secarse no vayan a ser un engorro.

Condón y fresas | iStock

Sin embargo, otra opción es acudir a una tienda erótica y pedir consejo. Las opciones son mucho más diversas de lo que podemos imaginar de primeras. Desde aceites de masaje con efectos o aromas afrodisíacos, pasando por polvos de miel para extender con una pluma o pintura comestible, con pinceles incluidos, para quien se sienta artista. Incluso la posibilidad de untarse el cuerpo entero de pintura para hacer el amor sobre un lienzo en blanco y firmar después nuestro primer cuadro sexual.

Para quien quiera dar un paso más, también existen kits de masaje cuerpo a cuerpo que incluyen un bote con varios litros de aceite de masaje para pringarse sin rubor, además de una sábana impermeable para poder restregarse con la tranquilidad de no manchar nada.

De hecho, esa es la otra clave del juego. Está bien pringarse sin miedo a coger frío, pero no tiene gracia, si después nos damos cuenta de que las paredes se han manchado de chocolate. “Es importante saber emplear cualquier elemento para que no arruine los muebles, la lencería de cama o la misma piel. Recomendaría que antes del arrebato, se haga un buen ejercicio de creación de espacios, se escojan los materiales y se planeen los escenarios o los lugares que sean fáciles de limpiar”, concluye Norma Bejarano.

Publicidad