Y son muy habituales

Y son muy habituales

Cuidado: estas son las posturas sexuales que más lesiones generan

Os pillasteis con ganas y tenías prisa por darlo todo. TODO. Y ahí estabais los dos en la cama, con la pasión saliendo a raudales. Hasta que ay. AY: una lesión.

Mujer molesta
Mujer molesta | iStock
Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid
| 12/02/2019

Porque no solo puedes hacerte una lesión muscular saliendo a correr por las mañanas, no. que la cama también entraña sus peligros y no estamos hablando de infecciones de transmisión sexual, no. Sí, el sexo puede hacer daño. Te contamos qué posturas o de qué forma lo que podría haber sido una buena noche de placer se ha convertido en un infierno.

“Las posturas que más lesiones provocan son la posición de los cuatro apoyos o "el perrito"; la postura en la que el hombre está encima, como por ejemplo, el "misionero" y la de la vaquera o "cowgirl". Si bien, según un estudio realizado por el Journal of Impotence Research, las dos posiciones que dan lugar a mayores fracturas bilaterales en los cuerpos cavernosos y lesiones uretrales son el perrito y el misionero”, explica la sexóloga Raquel Graña.

“De todas formas, hay que tener en cuenta que hay más prácticas además del coito y que muchas veces, el sexo oral o la masturbación si no se practican de forma higiénica y correcta también pueden dar lugar a lesiones, principalmente infecciones como por ejemplo el herpes. Si tienen herpes en la boca, se contagiará a los genitales. También puede haber desgarros, inflamación y rotura del prepucio en los genitales”, añade Graña.

Sexo | iStock

Y es que se tiende a pensar en posturas imposibles pero no es el caso: “La cucharita puede generar problemas. Parece una postura cómoda y sencilla, pero lo cierto es que expertos en biomecánica encontraron que podía ser la culpable de aumentar los dolores de espalda”, cuenta la sexóloga Silvia C. Carpallo. También, la carretilla: “Más allá del hecho de que supone un esfuerzo de cervicales para la persona penetrada, y un esfuerzo de fuerza para poder sujetarla, a la que penetra, en esta postura es fácil perder el equilibrio o alguno de los puntos de apoyo, lo que puede además de generar un exceso de tensión muscular, alguna caída imprevista”, dice.

Otra que también puede generar algún quebradero de cabeza es el puente: “Si bien el perrito ha resultado ser una de las posturas más cómodas, su postura inversa, conocida como el puente, es decir ella arqueada boca arriba y no boca abajo, parece ser una de las más complejas. El motivo es que existe la posibilidad de que aumente la presión en los discos vertebrales, que en el peor de los casos puede derivar en una hernia lumbar”.

“Más que la postura en sí, lo que puede causar lesiones son las penetraciones demasiado vigorosas en las que no ha dado tiempo a que se produzca una adecuada excitación sexual, entonces no habría una lubricación adecuada ni se relajarían los músculos del suelo pélvico para permitir una penetración sin resistencias, también puede haber lesiones cuando al entrar en la vagina con demasiado ímpetu choca el pene con alguna de las paredes vaginales en lugar de deslizarse en la dirección natural que tiene la vagina”, comenta la ginecóloga Miriam Al Adib Mendiri.

Un consejo para un sexo sin lesiones: para evitar algunos de estos accidentes “de cama”, conviene usar lubricantes en la penetración vaginal y anal. De esta forma, evitaremos desgarros, roturas o dolores en estas zonas. Y es que no hay que asociar este producto con determinada edad: debe ser un básico en tu mesilla, como los condones.

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo proteger los muebles del jardín en otoño

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.