No podemos salir, salvo para cosas muy concretas y respetando las siguientes:

- Respetar un metro mínimo como distancia de seguridad entre personas.

- Lavado de manos siempre que se toque alguna superficie

- En caso de tos, hacerlo en el antebrazo

- No tocarnos la cara

Hasta aquí todo (más o menos) bien. Pero tenemos que comer. Ir a comprar es una de las pocas actividades en las que está permitido salir de casa. Es posible que algunos os estéis planteando ¿y si puedo evitar salir? ¿es seguro el pedido a domicilio? ¿qué medidas de precaución habría que tener en cuenta?

Indudablemente salir a comprar al supermercado conlleva estar en contacto con otras personas que también han ido a por comida. Eso no implica un contagio, ni mucho menos, pero sí que deberemos extremar las precauciones. Sobre todo con carros, cestas, superficies o monedas.

Pedido online | iStock

Si realizamos la compra on line con servicio a domicilio, evitamos ese contacto, pero no por ello está exento de riesgos y debemos asegurar unas buenas prácticas.

La cadena debe comenzar con quien prepara el pedido on line. Lo realizarán con las manos limpias y las lavarán después de cada preparación. Evitarán tocarse la cara y no toserán sobre el producto. Tranquilos, llevan cumpliendo mucho tiempo estas buenas prácticas.

Una vez el pedido está preparado, se distribuye. El transporte también está controlado y aquí el producto ya no está descubierto así nos centraremos en las cajas.

Es imprescindible el compromiso de quien lleva el pedido de, si está enfermo, no ir a trabajar. Y aunque no lo esté, cumplir con el lavado de manos y no hablar o toser sobre el pedido. Esto es muy importante para garantizar seguridad.

Por otra parte, debería tener el menor contacto con las personas a las que les entrega el pedido, irá a muchas casas y cada una de ellas tendrá su circunstancia así que la práctica más segura será la de dejar el pedido en la puerta y retirarse.

No hay que olvidar que el dinero es un gran transmisor de virus (ahora y siempre) así que es recomendable utilizarlo lo menos posible. Estos pedidos on line, deberían pagarse también on line y nunca con dinero al repartidor. Y, lo siento por ellos, pero no es apropiado en estos momentos, darles propina.

Si es necesario firmar algún documento, lo preferible es que lo deje sobre el pedido y que utilicemos nuestro propio bolígrafo para firmar evitando tocar el soporte. Si no queda más remedio que firmar con un boli electrónico común, no pasa nada, si os veis más seguros, utilizad papel de cocina para cogerlo, pero tened en cuenta que existe un control posterior que evitará el riesgo: el lavado de manos.

Agradeceremos el esfuerzo al repartidor y, sin duda, le enviamos ánimos por estos días duros en los que él no puede estar en casa para servirnos a nosotros.

Aún sigue el pedido en nuestra puerta así que vamos a ello:

Uno de los requisitos más importantes es que no podemos tocarnos la cara en todo este proceso, debemos ser conscientes de ello. Los guantes no evitarán nada, así que no son necesarios. Es necesario hacer las cosas bien, pero no guantes. Dan una falsa sensación de seguridad que poco o nada ayuda a cumplir las buenas prácticas. Quienes utilizamos guantes en alimentación lo hacemos para no contagiar, no para que no nos contagien. No olvidéis esto.

Abriremos las bolsas, antes de tocar el producto del interior, nos lavamos las manos. Con las manos limpias con agua y jabón (no, tampoco hacen falta desinfectantes), sacamos y guardamos los alimentos.

Una vez realizado esto, recogemos las bolsas y las dejamos en la zona de reciclaje. No es momento de reutilizar, la práctica más segura es reciclar.

Al terminar, debemos volver a lavarnos las manos y las superficies donde han estado colocadas las bolsas. Con agua y lejía es suficiente.

A la hora de manipular posteriormente los alimentos, deberíamos seguir las buenas prácticas de manipulación de teníamos antes de que este virus nos trastocara la vida:

- Limpieza de manos y superficies

- Verduras y frutas bajo el agua (si queréis utilizar un líquido desinfectante para uso alimentario, vale, pero lavad de nuevo después)

- La carne no se lava bajo el grifo

- No utilizar el mismo cuchillo para un alimento crudo y otros

- Cocinar bien.

Con estar recomendaciones, hacer un pedido on line a domicilio será más seguro pero no lo olvidéis, hay gente que no puede salir de su casa bien por enfermedad o bien porque son mayores o no pueden. En estos momentos ellos son la prioridad. Pensad también en los repartidores y su exposición.

Todos debemos ser responsables y conscientes de cada una de las decisiones que tomamos, eso sí, siempre con seguridad. #yomequedoencasa