Novalife » Salud

Menstruación

¿Por qué tu copa menstrual se está poniendo amarilla? ¿Es peligroso?

No está sucia, es por el uso. Aunque si te preocupa, se puede limpiar. Te contamos algunos trucos caseros.

Chica con copa menstrual

iStock Chica con copa menstrual

Publicidad

El uso de la copa menstrual puede hacer que la copa amarillee, incluso que se llegue a poner marrón o negra. Son muchas las mujeres que piensan que está sucia y deciden tirarla, pero no lo está, es la sangre la que tiñe el material del que está hecho la copa. Si aún así te disgusta tenerla de ese color, ¡tranquila!, se puede recuperar el color de la copa tal cuál la compraste.

Estos son algunos de los trucos caseros, con productos que podemos tener fácilmente en casa, que puedes utilizar para conseguir que vuelva a estar blanca o trasparente (según la copa que tengas) o prevenir para que no llegue a tener ese color.

1. Agua oxigenada: Es el truco más utilizado y el más efectivo. Lo puedes hacer cuando ya está de un color muy intenso. Se trata de dejar la copa menstrual en remojo en agua oxigenada durante toda la noche, entre 8 y 12 horas según el color que tenga. Tienes que cubrir la copa con el agua oxigenada y dejar que esta haga su efecto sola. ¡Y vas a alucinar con el resultado!

2. Sol: Otro de los trucos que puedes utilizar para que no acabe por ponerse amarilla es el sol, eso sí, en el caso de que estén hechas de silicona de grado médico, ya que este material no se daña con la exposición a los rayos solares. Es tan sencillo como lavarla bien y dejar que la copa se seque al sol cada vez que termines de usarla, es decir, después de cada periodo. Es un truco muy recomendado para mantener la copa seca y en su optima calidad.

Copa menstrual | iStock

3. Jabón neutro: En el caso de que te hayas comprado recientemente una copa y lo que quieras es evitar que se ponga amarilla utiliza para lavarla agua y jabón neutro. No uses nunca un jabón con fragancias, ya que estos pueden dejar químicos, residuos que pueden irritarte a posteriori tanto la vulva como la vagina, y estropearán, seguro, el material de la copa menstrual. Frótala suavemente con una toalla y luego déjala secar antes de guardarla. Es importante que no la guardes húmeda. Eso sí, antes de este proceso no te olvides de hervirla debidamente.

4. Pastillas de esterilización: Este es el único de los cuatro métodos que requieren comprar algo especial para la limpieza de la copa. Aunque no es uno de los métodos que más recomienden, si que es cierto que existen unas pastillas de esterilización específicas para lavar la copa menstrual. Se introduce la pastilla en el agua que previamente hemos puesto cubriendo la copa y se esperan 15 minutos para que haga efecto. Produce el mismo resultado que si la hirvieras, con la diferencia de que puedes usarlas en agua fría. Son exactamente las mismas pastillas que se utilizan para esterilizar los biberones y que están diseñadas para combatir los gérmenes. Este es un recurso que muchas suelen usar al viajar, cuando no existe la posibilidad de hervir la copa.

No uses ningún producto abrasivo para limpiarla porque puede estropear el material, y aunque a simple vista no parezca que haya pasado nada, le estarás haciendo daño a tu copa. De hecho, si decides limpiarla con agua oxigenada no lo hagas muy a menudo. Una vez al año podría ser una buena opción. Y no olvides, después de haberla limpiado, hervirla durante al menos 3 minutos para eliminar todos los productos que pueda tener adheridos al material.

Publicidad