Novalife » Salud

Alimentarias, respiratorias...

¿Por qué cada vez hay más alergias?

O lo sabrás por experiencia personal o seguro que tienes alguien en tu entorno: quien más quién menos, sabe de alergias, pero, ¿por qué cada vez hay más?

Alergia

iStock Alergia

Publicidad

Sean alimentarias (gluten, lactosa, frutos secos…), a lo que respiramos (el temible polen con la llegada de la primavera)… el caso es que cada vez hay más alérgicos. “El aumento de la prevalencia de la alergia en los últimos años se debe a varios factores. Por un lado, está la predisposición genética de cada individuo, pero también influyen otros factores como el cambio climático y los cambios en el estilo de vida y en la alimentación. Por otro lado, el hecho de que los niños nazcan por cesárea en lugar por parto vaginal puede favorecer la predisposición a tener una alergia. También puede influir el hecho de que se introduzcan los alimentos sólidos antes de que el bebé cumpla los seis meses y que los alimentos que ingerimos estén más procesados y sean consumidos fuera de temporada. Estos alimentos expresan una serie de proteínas, conocidas como proteínas de estrés, que favorecen las alergias. Evidentemente, la contaminación también condiciona el aumento de las alergias, porque hace que los pólenes sean más agresivos”, explica la doctora Belén Hinojosa Jara, especialista en Alergología en Huelva y miembro de Top Doctors.

En general, se han incrementado todas las alergias. “Sin embargo, es cierto que estamos observando que en los últimos años ha aumentado la prevalencia a las alergias respiratorias, como el asma y la rinitis, y sobre todo, a la alergia alimentaria. Además, ha aumentado la severidad de las reacciones y de los síntomas asociados a estas alergias alimentarias. Esto se debe a que cada vez más, comemos alimentos que tienen una serie de proteínas, llamadas proteínas de defensa. Son proteínas aumentan la alergia alimentaria”, explica la doctora.

Prueba de alergia | iStock

Y añade: “Hace 20 años las personas alérgicas, podían tener alergias a alimentos concretos, pero ahora casi todos los pacientes tienen una alergia alimentaria. Los pacientes acuden a la consulta teniendo más alergias a más cosas. En la actualidad, por ejemplo, las personas no solo son alérgicas al polen o a una proteína que está en el polen, sino que esa proteína también está en los alimentos y, entonces, el sistema inmune lo reconoce como extraño. Es lo que conocemos como reactividad cruzada. Aunque el alimento sea cocinado o pase por PH ácido del estómago, la proteína sigue intacta, es decir, no se desnaturaliza, dando lugar a reacciones gravísimas. Porque son proteínas resistentes al calor, a la cocción y al PH ácido del estómago. Entonces, frente a una proteína que era natural de ese alimento, ahora tenemos en cambio proteínas mucho más agresivas, que cuando llegan al estómago del individuo todavía siguen intactas, desarrollando reacciones anafilácticas”.

Pero volvemos a la pregunta que da título a este artículo, ¿a qué se debe este aumento del número de alérgicos? Se puede afirmar que es algo multifactorial, no se debe a un único factor: “Antes que nada, la persona debe tener la predisposición genética, pero eso ya existía antes. Es decir, debe tener los genes necesarios para desarrollar la alergia, pero ahora tiene el añadido de que esos genes deben coordinarse con la interacción del medio ambiente, que es lo que llamamos epigenética. En el medio ambiente cada vez hay más contaminación, así como estaciones primaverales mucho más largas y muchos más estilos de vida, que se basan en una alimentación caracterizada por el consumo de alimentos que están fuera de temporada.

Además, estamos mucho más vacunados de virus y bacterias, de manera que nuestro sistema inmune no se tiene que defender de esos microorganismos. Entonces, el sistema inmune se tiene que defender de otras cosas y se inclina hacia otro perfil, que es el perfil de la alergia”, finaliza.

Publicidad