Novalife » Salud

QUEMADURAS SOLARES

¿Te has quemado con el sol? Estos productos te vendrán de maravilla

Te pasaste al sol y ahora tienes los hombros hechos un Cristo: queman, pican y no soportas ni los tirantes de la camiseta, ¿qué debes aplicarte?

¿Te has quemado con el sol? Estos productos te vendrán de maravilla

iStock ¿Te has quemado con el sol? Estos productos te vendrán de maravilla

Publicidad

Una vez más, te ha vuelto a pasar: y mira que sueles ser cuidadosa pero te has quemado de nuevo los hombros. O la espalda. O la cara… El caso es que cada año se repite este problema: te pones tu protección, de índice 50 pero… luego se te olvida volver a reponer. O te descuidas y piensas que como está nublado no te vas a quemar, y sí. Y ahí estás ahora, con un dolor en la zona quemada que no soportas ni que te dé la tela de la camisa.

¿Qué puedes hacer? Por supuesto, evitar el sol como la peste en las siguientes 24 horas. Y además, aplicarte los siguientes principios activos que serán un bálsamo para tu piel, nunca mejor dicho.

A la hora de elegir un producto, un consejo inicial: no te decantes por uno que repare la piel pero que además, tenga efecto calmante, que será fundamental en esas primeras horas de quemazón y rojo langosta.

¿Qué ingredientes le vienen bien a esa piel quemada? Los reparadores como el aceite de jojoba y la manteca de cacao, por ejemplo. También, el pantenol, el aloe vera y ginko biloba que alivian el enrojecimiento de la piel producido después de la exposición solar y también aportan calma frente a la sensación de ardor, picor e irritación.

Crema solar
Crema solar | iStock

Otros que suelen venir fenomenal son la manteca de karité, la urea, la glicerina, la dimeticona y ácidos grasos esenciales que ayudan a nutrir e hidratar la piel en profundidad. El sol es una de las grandes causas del envejecimiento cutáneo. Según Gema Cabañero, especialista en cuidado de la piel, “El sol actúa sobre las fibras de colágeno y elastina, haciendo que la piel pierda elasticidad y favoreciendo la aparición de arrugas. Una exposición prolongada puede producir alteraciones a nivel del ADN celular de la epidermis, una reacción inflamatoria y la muerte de células dañadas que provoca la descamación”. La experta recomienda utilizar productos ricos en ingredientes reparadores e hidratantes como el aloe vera o el ácido hialurónico, así como regeneradores como la árnica.

A nivel nutricosmética también hay ingredientes interesantes para reparar la piel como las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B8 y B9, “Su efecto conjunto nutre en profundidad, hidrata y regenera los tejidos. Además, un grupo de aminoácidos ayudan a la reparación y regeneración de los tejidos, al mismo tiempo que ofrecen protección frente a los rayos ultravioleta de cara a los próximos días de sol. Son N-acetilcisteína, L-Arginina, LOrtinina, PABA, Ácido Glutámico y L-Metionina”, continúa Cabañero.

Otro básico en tu neceser del verano puede ser el aceite de caléndula, que te sirve para las quemaduras del sol pero casi para cualquier cosa porque es muy beneficioso para la piel (se suele utilizar por ejemplo en el cuidado de la piel de los bebés y muchos hombres lo utilizan incluso después del afeitado, porque descongestiona y calma la piel). Incluso sirve para tratamientos antiedad. Te aconsejamos elegir uno que sea natural: “Este aceite actúa rápidamente sobre lesiones superficiales de la piel como rojeces, irritaciones, quemaduras leves y grietas. Los extractos de la caléndula ayudan a estimular la regeneración de la piel, mejorando la cicatrización. Además, no necesitas aplicarte mucho aunque la zona quemada sea grande porque es un producto que cunde muchísimo, se necesitan solo unas gotas”, aclaran desde una tienda online especializada.

Incluso, si te olvidas del desmaquillante al preparar tu neceser, que sepas que este mismo aceite puede utilizarse como desmaquillante de ojos. Un todo en uno que debería ser un básico en tu neceser de viaje.

Publicidad