Novalife » Salud

DÍA MUNDIAL

Estrategias psicológicas para afrontar el cáncer de mama

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama. Conversamos con un psicólogo para que nos facilite estrategias para abordar un diagnóstico de esta enfermedad.

Cáncer de mama

iStock Cáncer de mama

Publicidad

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer española. La estimación de nuevos casos de cáncer de mama en España para 2020, es de más de 32.000. Se calcula que una de cada ocho mujeres en España tendrá un cáncer de mama en algún momento de su vida.

Afrontar el diagnóstico de un cáncer, en este caso nos referimos al cáncer de mama, no es tarea sencilla. Frente a ese mazazo inicial cada persona dispone de unos recursos distintos y evidentemente, hay que tener en cuenta el propio cáncer de mama y su estado. “Cada mujer dispone de unos recursos distintos, sus realidades distintas, estructuras de personalidad diversas, eventos vitales únicos, historias particulares que harán que el cáncer impacte psicológicamente de una forma u otra. También va a determinar la forma como van a afrontar dicha situación. El proceso del cáncer de mama es la otra variable a tener en cuenta, la tipología, los tratamientos a que se debe someter, si hablamos de un estadio inicial o si hay una recidiva o metástasis, van a influir también a que los miedos, la ansiedad o la tristeza tenga una intensidad u otra, afirma el doctor Santiago Banqué, Psicólogo Clínico del IOB y miembro de Top Doctors.

Visto lo anterior, hay algunos elementos a tener en cuenta como estrategias para afrontar este tipo de cáncer. Y estos son los que nos da el psicólogo:

Vivir el presente sin imaginar que va a pasar mañana puede ser muy útil para frenar las especulaciones que nuestra mente nos propone. Centrarse en las informaciones que los oncólogos le dan y el momento en que se encuentran, procurando no focalizarse en pensamientos anticipatorios fatalistas, que además de ser irreales, van a generar mucho más miedo o ansiedad a la persona.

Cáncer de mama | iStock

• En la medida de los posible, mantener nuestros hábitos y rutinas. No posicionarse en el papel de enfermo.

Marcarnos objetivos que nos den una dirección en nuestro día a día. Tener cosas que hacer, quizás algunas que hace tiempo que se deseaban realizar y que no se ha encontrado el momento.

Comunicarse, utilizar la palabra en relación a aquellas cosas que pasan a nivel interno, no vivirlo en soledad.

• Aprovechar para reflexionar sobre nuestra vida, relaciones, orden de valores, metas, deseos, etc... Quizás es el momento de hacer cambios pensando en uno mismo.

Y un consejo final de parte del psicólogo: “En muchos casos, la mejor opción es acudir a un especialista en Psicooncología, que podrá ayudar a la persona a llevar de la mejor manera posible este proceso”.

Publicidad