Son muy molestos

Son muy molestos

Acaba con los gases con estos remedios caseros

Hay quien no ha tenido gases en la vida, o tal vez solo en algún momento puntual, y están quienes se pasan la vida luchando contra ellos. Son susceptibles de ser muy molestos, ya que no solo pueden ocasionar la consabida incomodidad social, sino también dolores abdominales, que pueden ser leves o convertirse en retortijones extremadamente molestos, además de hinchazón y malestar digestivo.

Seguro que te interesa

¿Por qué aparecen los gases? En realidad no son más que aire que se acumula en el intestino, que se genera durante la digestión al fermentarse los alimentos y se expulsa en forma de eructos y ventosidades. Los principales gases intestinales, que se generan también al tragar aire al comer, son nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono, hidrógeno y metano. Existen algunos alimentos que favorecen la producción excesiva de gas, como las legumbres, los cereales integrales y algunas verduras como la coliflor o el brócoli, aunque su consumo no influye del mismo modo en todas las personas.

La mayoría de personas que suelen padecer de gases coinciden en que en muchas ocasiones se convierten en un problema para las relaciones sociales, sin olvidar los dolores que pueden llegar a causar. Pese a que existen medicamentos en el mercado para combatirlos, es cierto que existen algunas pautas alimentarias y determinados truquillos caseros para paliar sus síntomas. ¿Sufres de gases? Pues lo primero que tienes que hacer es probar todo esto:

El pan, siempre frío

¿Te chifla el pan calentito y eres de las que se toman media barra cuando salen de la panadería? ¿O te lo preparas en casa y tomas un poquito nada más salir del horno? Si sufres de gases, con este hábito solo les estás dando gasolina, ya que cuando el pan o la bollería están calientes aún está en marcha el proceso de fermentación de la levadura, cosa que puede producir gas. Si te gusta el pan caliente, mejor que lo dejes enfriar y lo tuestes.

Infusiones de hinojo, anís verde y anís estrellado

Favorecen la digestión y reducen los espasmos intestinales, por lo tanto son ideales después de comer o cenar. La alcachofa y el cardo mariano también son buenos para el tránsito intestinal, y para mantener bajo control la fermentación excesiva de los alimentos mal digeridos.

Mastica correctamente los alimentos

Come despacio, masticando correctamente y verás cómo llega mucho menos aire a tus intestinos. Trata de beber abundante líquido (que no sean bebidas carbonatadas, que también producen gases), evita el consumo de chicles, polos y helados, y no fumes, pues el tabaco también hace que tragues aire.

Gases | iStock

Aplica calor en el abdomen

Lo ideal es una bolsa de agua caliente, que debes colocar justo en la zona en que te molestan los gases. Verás qué pronto los eliminas y cómo te sientes mejor de inmediato.

Colócate en posición fetal

Tras tomar una infusión y aplicar calor, un buen ejercicio para acabar de expulsar los gases es tumbarte en el suelo boca arriba, colocarte en posición fetal y realizar movimientos hacia derecha e izquierda. Poco a poco los irás expulsando y verás cómo el dolor y la hinchazón van remitiendo.

Ajo a tutiplén

El ajo es todo beneficios para la salud, de manera que es recomendable tomarlo a diario en la medida de lo posible. A sus propiedades digestivas se unen las antiinflamatorias, de modo que favorece el tránsito intestinal, además de reducir la inflamación y las flatulencias. Lo mejor es consumirlo crudo, para que conserve todas sus propiedades, aunque hay quien prefiere tomarlo cocinado e incluso en suplementos.

Cuidado con la ropa ajustada

Ni cinturones, ni ropa interior ni pantalones y faldas ajustados. Evita, además, ropa que te haga sentir incómoda y te obligue a esconder barriga, pues estarás haciendo un flaco favor a tus gases. Tu tripa debe estar lo más relajada posible para que haga la digestión sin grandes esfuerzos.

Di sí a la canela

Es ideal para los gases, así que incorpórala a tu dieta. Puedes tomar una cucharadita en el café, preparar infusiones, incorporarla a tus bowls con yogur y granola o a tu bollería casera. Además de la aerofagia, la canela ayuda también a superar otros problemas gástricos como la acidez.

Cocina correctamente las legumbres

Si las hierves durante largo rato y, una vez están hechas, las dejas reposar en el agua de cocción no van a producir tanto gas en tu intestino. Si padeces de gases, es mejor que hagas cinco o seis comidas al día para no hacer sufrir tanto a tu aparato digestivo.

Laura Conde
 Madrid | 12/04/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Dormitorio de estilo retro y elegante en casa rural

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.