Si te has levantado valiente, Bentley’s Burger tiene un reto para ti: el de la inmortalidad. Un kilo de hamburguesa que deberás comerte de una sentada para erigirte en uno de los pocos clientes que cuentan con una foto en el decorado de sus locales a modo de homenaje.

Por supuesto, no hay que ser un vikingo para disfrutar de una de las hamburguesas mejor valoradas de Madrid. Tienes once variedades entre las que elegir, con todo el sabor de Nueva York y con un tamaño más digerible.

Puedes optar por las más tradicionales, como la Cheeseburger o BaconBuger; por las más innovadoras, como la que lleva queso Brie, rúcula, tomate picado y mayonesa de wasabi; o las absolutamente rompedoras, con sus aros de cebolla, queso Suizo, tomate natural y una salsa que quita el sentido.

Su principal reclamo no es otro que la carne, de ternera siempre fresca, picada a mano cada día y cocinada en la parrilla de carbón.

¿Por qué nos gusta tanto ese sabor americano tan caracterísitico, y por qué no hay manera de encontrarlo en nuestra casa por más que ensayamos? Hasta seis meses tardaron los dueños de Bentley’s Burger en encontrar el gusto que buscaban, y hoy es un secreto que muy pocos de sus trabajadores conocen.

Descubre la verdadera hamburguesa neoyorquina en Madrid

Menos oculta es la clave de sus riquísimas patatas fritas, siempre recién peladas y cortadas para presumir de sabor y textura. Y nada tienen que ver sus aritos de cebolla con esos fritos blandengues que acostumbramos a comer en muchos restaurantes de comida rápida.

En poco más d eun año, Bentley’s ha abierto cuatro locales en Madrid, pero su éxito permite predecir que pronto veremos la marca por toda España. La pasión por la comida americana parece ser algo más que una moda pasajera. El sabor de la auténtica hamburguesa neoyorquina ha conquistado nuestros estómagos.