Novalife » Recetas

CONSEJOS FUNDAMENTALES

Dieta para evitar padecer piedras en el riñón

La dieta tiene mucho que decir en la salud. ¿Sabes qué comer si quieres evitar las temidas piedras en el riñón?

Es recomendable beber dos litros de agua

Agencias Es recomendable beber dos litros de agua

Publicidad

Las personas que han tenido piedras en el riñón, saben lo doloroso que es. Se forman a través de la acumulación de minerales y piedrecitas ácidas en la orina, en otras palabras, se debe a un desequilibrio en la composición de la orina.

Las causas de que se generen las piedras en el riñón son muy variadas, pero sobre todo, se debe a la poca ingesta de líquidos durante el día, o bien, a que la orina contenga mucha acidez en su composición. También los excesos en la alimentación o las temporadas de mayor actividad y estrés, pueden ser las culpables de que aparezcan.

En general, es más frecuente en los hombres que en las mujeres, sobre todo, en edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, pero siempre hay excepciones.

En la mayoría de los casos estas piedras son expulsadas de forma natural y espontánea, en otros, los menos, es necesaria ayuda instrumental para expulsarlas. Todo esto dependerá del tamaño de la piedra en cuestión y, obviamente, de la persona que lo padezca.

Como sucede en muchos aspectos de la vida, la alimentación juega un papel clave, sobre todo para prevenir, y en este caso, más vale prevenir que curar. Seguir una dieta sana y equilibrada a nivel de nutrientes es clave, entre otras cosas debe estar basada en cereales, vegetales, fruta y legumbres.

Cítricos | Agencias

Claves para evitar las piedras en el riñón

Beber mucha agua: esto es fundamental para evitar las piedras en el riñón. Los dos litros y medio de agua no te los debe quitar nadie. Incluso si eres propenso a que se forman estas piedras, lo mejor es que aumentes la cantidad de agua diaria. Cuanto más líquido, más sencillo será para el organismo disolver cualquier tipo de calcificación. Y, además, estarás mucho más libre de toxinas.

Tomar críticos: da igual que sea directamente la pieza de fruta, los cítricos son estupendos para evitar la precipitación de las sales y, por tanto, evitar que se generen piedras. Eso sí, unos son mejor que otros. Es mejor optar por frutos cítrico ricos en citrato, como por ejemplo, las naranjas, las mandarinas o los limones. El pomelo no se recomienda, ya que tiene demasiada vitamina C y puede provocar piedras.

Comer con poca sal: hacer las comidas con poca sal también es clave, igual que sucede con otros alimentos, la sal puede provocar estas pequeñas piedras, así que es mejor tomarla en su justa medida.

Equilibrio de calcio: es necesario tomar calcio, pero también moderar su consumo. Lo fundamental es que haya un equilibrio, ya que tanto el exceso de calcio como el déficit de calcio, puede provocar estas piedras.

Adiós a las dietas hiperprotéicas: es mejor evitar las dietas ricas en proteínas. Esto no significa que haya que dejar de tomar proteínas, obviamente la proteína es clave en el organismo, pero sí reducir su consumo y evitar que sea el nutriente principal. Entre otras cosas, porque las proteínas aumentan los niveles de calcio, y esto puede favorecer las piedras en el riñón.

Publicidad