Todas las personas crecemos y envejecemos, pero a veces no somos conscientes de ello. Estos procesos naturales son más perceptibles en los niños que en los adultos, porque los cambios que experimentan son más visibles: cambia su altura, complexión y sobre todo su cara. Después de la etapa de niñez, las personas cambiamos, pero no tan drásticamente.

Así que, para recordar siempre el crecimiento de su hija, el artista neerlandés Frans Hofmeester decidió grabar a la pequeña desde su nacimiento hasta que cumplió 20 años. Cada semana, este padre grababa a su hija durante unos segundos, que luego ha juntado en un solo vídeo. Para que el cambio pueda ser apreciado más en detalle, todas las grabaciones fueron hechas con el mismo estilo y sobre el mismo fondo semana a semana.

Para poder ver el proceso más ágilmente, Hofmeester ha acelerado el vídeo a modo de time-lapse. El resultado es una película de cinco minutos de duración en la que se puede apreciar como la hija del cineasta, Lotte, cambia físicamente hasta cumplir la veintena de edad. Con estas imágenes, el artista y padre de Lotte ha creado una película que muestra el crecimiento y envejecimiento de su hija en un breve vídeo. Además, el cineasta también ha grabado del mismo modo a su hijo Vince en una película que va desde su nacimiento hasta que cumple 16 años.

En este vídeo se aprecian los cambios que suceden en el cuerpo humano a lo largo de los años. La largura del pelo, que es lo más visible, el tamaño de la cara, la expresión de los ojos o el tamaño de la nariz son algunas de las características más apreciables en este vídeo de cambios. Además, también se aprecia cómo Lotte atraviesa su infancia, adolescencia y entrada en la adultez con solo unos segundos de grabación cada semana. Puedes ver el proceso de crecimiento de esta joven en el vídeo de la parte superior.

© Newsflare 2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO: La inesperada reacción de un niño al descubrir el sexo del bebé que espera su madre

Niños y mareos en el coche: ¿se pueden evitar?