La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, está siempre pendiente de publicar estudios que ayuden a mejorar la salud y bienestar de los consumidores, informando sobre productos con una calidad muy buena o, por el contrario, cuestionable. Y es que sus valoraciones tienen una fuerte repercusión, detrás de su estudios un equipo de expertos se dedican a testar y sacar resultados de gran valor.

En esta ocasión se ha centrado en la alimentación de los más pequeños, enfocado en las bebidas más saludables para niños entre 0 a 5 años de vida. La OCU subraya la importancia de establecer patrones saludables de alimentación desde el nacimiento, en el primer año de vida la leche materna es el alimento principal para el desarrollo del bebé, e idealmente se puede extender la lactancia materna más allá del primer año.

Muchos niños antes de cumplir el año beben leche de vaca y zumos de frutas y entre los 2 a 3 años toman de manera frecuente refrescos y bebidas azucaradas, estos datos salen de un estudio realizado en Estados Unidos en el año 2018 por Healthy Eating Research, donde realizaron una guía consensuada con expertas asociaciones pediátricas americanas.

No sólo es importante vigilar qué beben sino cuánto beben, excluyendo cantidades abundantes de aquellas bebidas con exceso de nutrientes, que pueden fomentar la obesidad o influir en la salud dental.

Qué deben beber los niños entre 0 a 5 años según la OCU

Cantidades y tipos de bebida que se recomienda en la alimentación:

Entre 0 a 6 meses: con lactancia materna, la mejor recomendación es no añadir más alimento. Sin agua ya que podría sustituir a alguna toma del pecho.

Entre 6 a 12 meses: mantener la lactancia materna, alimentación sólida a modo de introducción y añadir también agua.

Entre 12 a 24 meses: Agua entre 200 a 800 ml. Además añadir leche de vaca entera entre 500 a 700 ml e incluir zumos naturales 100% pero limitado a media taza al día de 100ml. La fruta es imprescindible en la alimentación de niños de esta corta edad pero es mejor sólida y entera en lugar de en zumo.

Entre 2 a 3 años: agua entre 200 a 800ml, hasta 400ml de leche desnatada de vaca o semidesnatada. Limitar el zumo (100% fruta) a 100ml al igual que en el periodo anterior, es preferible entera.

Entre 4 y 5 años: Agua entre 250 ml y 1 litro leche de vaca hasta 500ml, desnatada o semidesnatada. Limitar el zumo (100% fruta) a no más de 100 ml y 150 ml.

Qué bebidas no deben tomas los niños menores de 5 años según la OCU

Leches con sabores como batidos o cacaos.

Leches infantiles de crecimiento

Bebidas azucaradas o edulcoradas bajas en calorías.

Bebidas con cafeína

En caso de alergia o intolerancia las bebidas vegetales exclusivamente pueden sustituir a la leche de vaca cuando esté medicamente indicado, con la salvedad de la bebida de soja fortificada.