Novalife » Madres desastre

SALUD Y NIÑOS

Ojo vago en los niños, ¿qué puedes hacer?

Es un problema muy habitual, pero, ¿sabes cómo debes actuar?

Revisión

iStock Revisión

Publicidad

“Las causas más frecuentes de ojo vago son el estrabismo y los defectos de graduación elevados en ambos ojos o con diferencias importantes entre un ojo y otro. Los estrabismos suelen ser fácilmente detectables por los cuidadores del niño, que consultan habitualmente con rapidez al pediatra y después son derivados para valoración oftalmológica. Los estrabismos de pequeña magnitud y los defectos de graduación, en muchas ocasiones, no son tan fácilmente reconocibles. Hay que prestar especial atención a los niños con antecedentes familiares de estrabismo, ojos vagos o graduaciones altas”, comenta la Dra. Elena Hernández, especialista en Oftalmología infantil y estrabismo en niños y adultos en la Clínica Oftalmológica Martínez de la Casa Matilla, miembro de Top Doctors.

A la hora de detectar el problema, son fundamentales las exploraciones que se hacen en las revisiones rutinarias del pediatra, especialmente las que se hacen entre los 4 y 6 años. “Estas revisiones sirven de screening en aquellos niños en los que no se observa ningún síntoma que sugiera alteración visual. También es importante interrogar sobre síntomas que, a veces, no nos hacen sospechar de alteración visual tales como cefaleas, sueño con la lectura, falta de concentración en el colegio, desinterés por las tareas en visión próxima, guiño de un ojo o tortícolis”, comenta.

Una vez detectado, ¿qué puedes hacer?

“Una vez detectado un ojo vago es imprescindible realizar una exploración oftalmológica completa. Si la causa del ojo vago es el estrabismo, hay que identificar si puede asociarse a un defecto de graduación. Si existe un defecto de graduación susceptible de tratamiento óptico, se pautarán gafas. En ocasiones el estrabismo se corrige sólo con una gafa y no es preciso hacer tratamiento adicional".

Estrabismo | iStock

"En otras ocasiones la corrección de la graduación con gafas no corrige por completo el estrabismo. En estos casos el ojo desviado se sigue usando menos que el ojo recto y hay que añadir terapia oclusiva con parches en el ojo dominante para recuperar la agudeza visual del ojo vago. En ocasiones es necesario realizar intervenciones quirúrgicas para solucionar la desviación ocular preferiblemente después de recuperar la visión completa del ojo vago”, explica la doctora.

Si la causa del ojo vago es un defecto de graduación significativo, se prescribirá una corrección óptica y se revisará de nuevo la agudeza visual en pocas semanas o meses según la edad y la magnitud del defecto. “Suele producirse un ojo vago cuando las graduaciones entre un ojo y otro son muy diferentes o cuando los defectos de graduación son muy elevados en los dos ojos. Si a pesar de la corrección óptica, la agudeza visual del ojo vago no mejora, se suele añadir terapia oclusiva con parches para ayudar al desarrollo normal del ojo con menor agudeza visual. Esto es más frecuente en grandes diferencias de graduación entre un ojo y otro. Otros tratamientos adyuvantes pueden ser la terapia visual, los filtros ópticos o las lentes de contacto en casos seleccionados”, finaliza.

Publicidad